NECROLÓGICAS

Tom Keating, pintor

El pintor británico Tom Keating, famoso por sus falsificaciones e imitaciones de los grandes maestros de la pintura, falleció el pasado domingo, a los 66 años de edad, en Londres. Hijo de un obrero, abandonó sus estudios a los 14 años, dedicándose a más de 56 trabajos. Después de la segunda guerra mundial estudió Bellas Artes en la Escuela Goldsmith de Londres. Al no obtener el título, Keating se dedicó a la restauración de cuadros, a su propia pintura y, según propia confesión, y durante 20 años, a la imitación de originales de Degas, Constable, Samuel Palmer, Goya, Rembrandt y Renoir. A pesar de que sus imitaciones llegaron a venderse en el mercado londinense a precios altísimos, Keating nunca se hizo rico. Era un personaje entrañable en el mundo londinense; antes había sido también un extranjero asumido por la población tinerfeña de Vilaflor, en Canarias, donde se le consideraba como un vecino más y donde sus cuadros no aparecían como falsificaciones, sino como ilustres aportaciones culturales en una de las poblaciones de mayor altitud de España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 14 de febrero de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50