Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José María Cuevas, candidato oficial a la presidencia de la CEOE, a propuesta de Carlos Ferrer Salat

La junta directiva de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) decidió ayer, a propuesta de su actual presidente, Carlos Ferrer Salat, investir como candidato a patrón de patronos a José María Cuevas, secretario general de la cúpula patronal hasta el momento y, consiguientemente, primer empleado de la organización de los empresarios españoles. La decisión sé tomó ayer con los votos favorables de 44 de los 45 empresarios presentes (de los 58 que componen el órgano directivo) y una abstención, la del presidente de la patronal madrileña, José Antonio Segurado. Éste decidirá el próximo lunes, en una reunión de los órganos de gobierno de CEIM (Confederación Empresarial Independiente de Madrid), si presentará definitivamente candidatura alternativa a la de Cuevas, aunque hasta el día de ayer todo parecía indicar que así sería.

La secuencia de hechos que han abierto de modo claro y explícito un largo período electoral en la CEOE, que terminará en el mes de junio, ha sido la siguiente: en primer lugar, las dos concentraciones de empresarios celebradas en Madrid la pasada semana. El segundo acto tuvo lugar el pasado martes, cuando se celebró la reunión del comité ejecutivo de la CEOE. En esta reunión, Ferrer Salat planteó tres proposiciones: adelantar la fecha de las elecciones a la presidencia y a la junta directiva de la patronal (unanimidad a favor); conveniencia de que hubiese una sola candidatura en la que confluyesen todos los interesados (unanimidad); y su opinión de que José María Cuevas fuese el sucesor en la presidencia de la CEOE por poseer todas las virtudes que, al parecer de Ferrer, debe tener el patrón de patronos: fluidez en el diálogo con los agentes sociales, con el Gobierno, con los medios de comunicación, etcétera, y conocimiento interno del funcionamiento de la CEOE. Ferrer dijo ayer que "en Cuevas se da el equilibrio de todas estas virtudes".Ayer se reunió la junta directiva de la patronal, compuesta por 58 miembros, de los que asistieron 45. Este órgano asumió las propuestas hechas por Ferrer el día anterior. Respecto al adelanto de las elecciones hubo unanimidad (habrá un período electoral de al menos 55 días). También la hubo respecto a la conveniencia de la candidatura única. Por último, 42 empresarios asintieron a la investidura de Cuevas como candidato, absteniéndose los tres representantes de la patronal madrileña: Segurado, Gonzalo Pascual y Manuel Aguirre Bellver.

Empresario o asalariado

El desarrollo del comité ejecutivo y de la junta directiva de la CEOE fue explicado ayer, en una conferencia de prensa, por Ferrer Salat, quien resaltó el hecho de que José. María Cuevas participó en la fundación de la CEOE como presidente de los fabricantes de papel, es decir, por vía empresarial, y que sólo después se convirtió en secretario general, y por lo tanto en empleado de lujo de la organización.Sin embargo, no es ésta la opinión de José Antonio Segurado, presidente de la patronal madrileña y previsible candidato alternativo al del aparato. Segurado, que mantuvo un gran hermetismo ayer, declaró el pasado lunes, día 30, a este periódico que era muy probable que la junta directiva de CEIM le pidiera que se presentase a la presidencia. También explicó la dificultad que se aunasen su candidatura y la de Cuevas en una única lista: "Nada es imposible desde el punto de vista pragmático", dijo Segurado. "No sé qué político español dijo que la política y todo hacen extraños compañeros de cama. Pero, a priori, parece que la candidatura de Cuevas es la de un profesional y la candidatura de un profesional es muy distinta a la de un empresario a la presidencia de la CEOE. Significan mundos distintos, y lo que respiramos en CEIM es que no nos gustaría en absoluto perder al gran secretario general que hay en la CEOE". Por motivos diferentes, fuentes de la CEOE explicaron la dificultad de que Cuevas y Segurado confluyesen en una sola lista.

El comité ejecutivo de CEIM se reunió ayer sin tomar ninguna decisión al respecto. El día clave será el próximo lunes, jornada en la que el órgano directivo de los empresarios madrileños tomará la decisión definitiva sobre si Segurado será o no candidato. Aunque Segurado guardó un hermetismo absoluto, en medios de la patronal madrileña se detectaba ayer un gran malestar por el método por el que se había llegado a la investidura de Cuevas como candidato oficial. Según estas fuentes, ni la CEIM ni ninguna otra junta directiva de las organizaciones territoriales o sectoriales fueron informadas de que en las reunión de la CEOE iba a ser abordada de forma concreta la candidatura, por lo que ello significaría el haber tomado un acuerdo sin haber consultado a las bases empresariales.

Otras fuentes empresariales, no ligadas directamente a los aparatos de CEOE y de CEIM, explicaron ayer a este periódico, con cierta rotundidad, su convicción de que Miguel Boyer, ministro de Economía y Hacienda, habría expresado a algunos dirigentes empresariales con mucha importancia cualitativa en la cúpula patronal, su opinión contraria a la idea de que, en el futuro, el interlocutor empresarial del Gobierno fuera José Antonio Segurado. En Economía y Hacienda no hubo forma de contrastar esta opinión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de febrero de 1984

Más información

  • José Antonio Segurado decidirá el lunes su presentación a 'patrón de patronos'