Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El asesinato del teniente general Quintana Lacaci

La Admistración francesa no descarta una mayor presión policial sobre miembros de ETA

Una eventual escalada terrorista en territorio español podrá ser contestada por parte francesa incrementando la presión policial sobre aquellos presuntos miembros de ETA que permanecen refugiados en localidades del sur de Francia, según han manifestado fuentes de la Administración del país vecino.

Esta actitud no permite suponer que a partir de ahora vaya a existir una relación mecánica de causa y efecto a uno y otro lados de la frontera, pero sí es indicativa de la participación del Gobierno, francés en una estrategia antiterrorista común. Como dato significativo del grado de colaboración existente, se apunta que el Gobierno francés analizará cuidadosamente la oportunidad de la aplicación de las medidas de confinamiento y expulsión de refugiados y evitará que sus decisiones sean capitalizadas electoralmente por los grupos políticos del País Vasco que simpatizan con ETA.La convocatoria de elecciones al Parlamento vasco hace pensar que la Administración francesa no adoptará nuevas medidas en las próximas semanas, salvo que el incremento de las acciones terroristas le obligue a cambiar de postura. Según estas fuentes, el Gobierno francés prefiere no tomar la iniciativa para no ofrecer la imagen de una represión sistemática. Apuntan que la opinión pública francesa es sensible al tema de la represión, aunque sostienen que las recientes expulsiones y confinamientos de refugiados han sido aceptados con alivio por la mayoría de los habitantes del País Vasco francés y con indiferencia por el resto de la población francesa.

Por otra parte, el atentado contra el teniente general Guillermo Quintana Lacaci actualiza los temores de una nueva intervención de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), autores de los asesinatos de Ramón Oñaederra y Mikel Goikoetxea, refugiados y presuntos activistas de ETA Militar. Según estas fuentes, el atentado de Madrid podría provocar la interrupción del proceso de reinserción social abierto para antiguos activistas de ETA.

Fuentes solventes sostienen que, de hecho, varios antiguos milis han sido indultados y que presos de esa organización terrorista han solicitado, individualmente, ser trasladados fuera del alcance de compañeros de prisión que les están vigilando para evitar que esa dinámica se extienda al resto de reclusos de ETA Militar. Se sabe que algunos presos de ETAm han solicitado cambiar de abogados y piden ser indultados a cambio del compromiso de rechazar la violencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de enero de 1984

Más información

  • Ante una eventual escalada terrorista en España