Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VI Congreso Nacional de AP

Miguel Herrero se reveló ayer como un líder para la derecha, aclamado por las bases de AP

El segundo día del VI Congreso Nacional de Alianza Popular (AP), iniciado el pasado viernes en Barcelona, ha revelado a Miguel Herrero de Miñón como un líder idóneo para un partido conservador. Nadie plantea, ni siquiera a medio plazo, la sustitución del liderazgo de Manuel Fraga. El mismo ha dicho que tiene "cuerda para rato" y si el portavoz parlamentario levantó ayer entusiasmos, parece fuera de toda duda que en una imaginaria confrontación entre ambos, Fraga ganaría con todos los votos. Sin embargo, en este congreso ha quedado grabado un dato. Herrero de Miñón se ha revelado como un firme sucesor de don Manuel y entra a formar parte de lo que será la terna que controle el partido, junto a Abel Matutes y Jorge Verstrynge.

El VI congreso se planteaba desde antes de su comienzo como el de la renovación y el de la modernización de la derecha para captar los votos del centro. Los dos días transcurridos han confirmado tales propósitos, a pesar del conato de rebelión de los remisos a aceptar desembarcos en las listas electorales precisamente ahora, cuando están convencidos de que la posibilidad de alcanzar el poder está próxima Ayer se demostró una vez más que la mayoría de los compromisarios hacen lo que Fraga quiere que se haga, tal es el carisma del presidente de AP, y la disidencia interna quedó reducida a 380 noes, entre votos en contra y abstenciones a los estatutos oficiales.Pero este Congreso ha supuesto también la confirmación de quienes van a ser los tres pesos pesa dos en el futuro inmediato de AP Jorge Verstrynge, secretario general, como el hombre del aparato y la reorganización interna; Abel Matutes, vicepresidente y presidente del comité electoral, como el empresario liberal que demuestra seriedad y eficacia en la negociación, y Miguel Herrero, vicepresidente segundo, cuyos discursos bien construidos y el recuerdo de sus intervenciones parlamentarias retrasmitidas por televisión han levantado oleadas de estusiasmo y popularidad en este congreso.

Los tres, además, se han encargado de la renovación del partido: Verstrynge, Javier Carabias y el propio Matutes se han encargado de desplazar a los franquistas nostálgicos de los puestos de responsabilidad provinciales y regionales; Abel Matutes ha redactado la ponencia económica en un sentido marcadamente liberal y, después del Congreso, se dedicará de lleno a ampliar la coalición hacia el centro, y Miguel Herrero, autor de la ponencia política, ha tratado de convencer a los compromisarios que para ganar las elecciones hay que ser "progresistas".

Estrellas y constelaciones

"Me río yo de esos que se dicen progresistas y reparten miserias, recortan los salarios, bajan las pensiones. y arrojan a los empresarios a la quiebra", comentó ayer Herrero. "Progresismo viene de progreso y libertad. Con el progreso mejorará nuestra situación económica y con la libertad acabaremos con las intervenciones administrativas, la televisión única, las escuchas telefónicas y los obstáculos a la propiedad privada".

Fraga, que presentó ayer el libro blanco de AP titulado Soluciones para la crisis, respondió a la pregunta de un periodista sobre si había nacido una estrella, refiriéndose a Herrero. "Herrero nos ha emocionado y ha demostrado una vez más su brillantez. Pero en este partido no hay una estrella, hay una pléyade de constelaciones", contestó. Herrero repetiría después estas palabras, añadiría la de galaxia de estrellas", al tiempo que insistía con firmeza: "Fraga es el principal activo de la derecha española y quien es capaz de movilizar mayor número de votos no socialistas. En ningún modo está abierta su sustitución. Sus excepcionales dotes y su edad, la más adecuada para un líder de un país civilizado, despejan toda duda".

El mencionado libro blanco trata en 493 páginas lo que piensa AP sobre una infinidad de cuestiones, desde el plan energético nacional hasta la dieta más adecuada para la alimentación de los españoles, pasando por los abonos y fertilizantes necesarios para el campo y el mejor sistema fiscal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de enero de 1984

Más información

  • Nadie en el partido aliancista plantea la sustitución de Fraga a corto y a medio plazo