Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se agota la capacidad de crédito del Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid celebrará el día 28 o 29 de abril próximo una asamblea extraordinaria para explicar a sus socios y compromisarios los acontecimientos originados con la emisión de pagarés, según anunció ayer su presidente en conferencia de prensa. Mientras, la capacidad de crédito del club, se agota. Uno de los actuales dirigentes del Atlético reconoció que "el club ha estado a punto de comprobar cómo se le cerraban las puertas de los bancos. Las entidades bancarias con las que trabajamos se han visto ciertamente preocupadas por verse involucradas en un asunto como éste. Ahora no será fácil la concesión de cualquier crédito que se solicite".La asamblea convocada puede convertirse en un plebiscito de la masa social del club madrileño en apoyo de su presidente y sus dirigentes después de que la emisión de pagarés fuera denunciada por uno de sus socios, Jesús Gil, ante los tribunales ordinarios y los organismos deportivos por presuntas irregularidades. Este socio, coincidiendo con la celebración de esta conferencia de prensa, presentó en la Federación Española de Fútbol una solicitud de inhabilitación para todos los dirigentes del Atlético.

Vicente Calderón, presidente del Atlético de Madrid, rechazó el ofrecimiento de la compañía de algunos directivos, especializados en los temas tratados -económicos y jurídicos-, y quiso estar solo en la conferencia de Prensa. Calderón renunció a ser demasiado explícito sobre los motivos y fines de la emisión de pagarés al estar el asunto sub júdice, una vez denunciada la emisión ante los tribunales ordinarios de justicia. Declaró que la emisión de pagarés, de la que se han vendido un 75%, es todo un acierto y nunca un error. Reconoció la posibilidad de algún defecto formal y cuando se le preguntó la razón por la que presentaron unos estatutos del club que no corresponden a los que están en vigor para la autorización de los pagarés, respondió que se explicará ante los tribunales.

El presidente del Atlético de Madrid no se comprometió a indicar quiénes son los responsables reales de la emisión, aunque dijo que "es de todos los que pertenecen al club". Insistió en "el daño tan considerable, tremendo y grave que se ha hecho al club con la denuncia de la emisión de pagarés y que no beneficia a nadie. Yo, socio del club, no hubiese actuado como se ha hecho. Hubiera pedido explicaciones al club".

Vicente Calderón quiere proporcionar confianza a los socios, a los que pedirá un voto de confianza en la asamblea, y declaró que "el dinero de la emisión de pagarés no ha desaparecido y desde luego no se ha hecho mal uso del caudal de dinero ingresado".

El pasado jueves se celebró el acto de conciliación, previo a la demanda de nulidad de los pagarés presentada por Jesús Gil ante los tribunales, y que concluyó sin aveniencia. Mientras tanto se produjo la dimisión, que Vicente Calderón aún no ha aceptado, del directivo José Luis Carceller, que, según el presidente, fue el único que se puso nervioso ante las denuncias de Jesús Gil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de enero de 1984