Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vista del recurso de cinco procesados por el fraude a la Seguridad Social

Vicente Cardellach, Javier Jungadella, José Descartín, Fausto Berini y Francisco Bayón, presuntamente implicados en el fraude a la Seguridad Social, comparecieron ayer ante la Audiencia de Barcelona, donde se vio el recurso de apelación contra el auto de procesamiento dictado contra ellos. Cardellach ejerce como asesor de empresas; Javier Juncadella es consejero delegado de Coma y Cros; Descartín ocupaba el cargo de inspector de Trabajo; y Fausto Berini y Francisco Bayón eran, respectivamente, directivos de J. Coma y Cros, SA.Según la transcripción mecanografica de una conversación telefónica, Cardellach recibió felicitaciones de empresarios y graduados sociales por su actitud durante el interrogatorio.

El letrado defensor de Javier Juncadella, Joan Piqué Vidal, resaltó en la vista que el sumario se estaba llevando con las garantías procesales idóneas. Afirmó que en el testimonio realizado por su representado inculpaba a Fausto Berini y Francisco Bayo; n, empleados de la empresa Coma Cros, SA, de todos los delitos que se les imputan. "Lo que mi cliente quería", añadió, "es que le libraran las cuotas con rapidez y pagar lo antes posible lo que debía". Según el abogado, el documento que supuestamente está vulnerado no ha sido presentado en el juzgado a Javier Juncadella en ningún momento, "porque no existe".

La defensa de Vicente Cardellach arguyó que no se podía procesar a una persona por el simple hecho de que otra implicada en el fraude a la Seguridad Social le acuse. Los letrados de los demás procesados solicitaron el revocamiento de los autos, al considerar que ninguno de ellos participó directamente en los delitos de "falsedad de documento público, estafa continuada y cohecho".

Tanto el fiscal como la acusación popular, representada por el letrado de CC OO Joan Coscubiela, reafirmaron que el procesamiento de los cinco implicados en el fraude a la Seguridad Social debía mantenerse. El abogado de la organización obrera indicó que la defensa pretende convencer a la sala para que estudie el procesamiento como una maniobra política. "Juncadella", insistió, "confesó haber aceptado dádivas de la Seguridad Social por medio de sus asesores".

Algunos de los testigos reconocieron las frecuentes reuniones mantenidas entre los procesados Cardellach y Ballesteros, en el despacho profesional del primero, donde se confeccionaban documentos -con los impresos y sellos correspondientes- de la Oficina Delegada de Inspección de Trabajo (ODIT).

Conversación telefónica

En el transcurso de la sesión, el fiscal apoyó sus tesis en la transcripción de una conversación telefónica mantenida entre un directivo de la empresa Bertrand Serra y Vicente Cardellach. En esta charla, grabada por la Guardia Civil previa autorización judicial, Cardellach decía que había sido objeto de un homenaje por parte de algunos graduados sociales y empresarios por la actitud mantenida durante su detención y posterior interrogatorio, al no denunciar ni implicar a ninguna persona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de diciembre de 1983