Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia del soldado presunto autor del atentado de Las Bardenas desconoce sus posibles vinculaciones con ETA Militar

La familia del soldado, Miguel Angel Gil Cervera, uno de los supuestos autores del atentado perpetrado el pasado viernes contra el acuartelamiento que el Ejército del Aire tiene en el polígono de Las Bardenas Reales (Navarra), en el que resultaron heridos un teniente y dos soldados, considera que el joven, actualmente huido, no tiene nada que ver e esta acción terrorista. '"Es imposible que Miguel haya participado en algo semejante y quizás le han obligado de alguna manera", declaró a este periódico una de sus hermanas, Visitación Gil.

Miguel Ángel Gil, presunto miembro de ETA Militar, empezó a estudiar en un colegio religioso en Puente la Reina, desde donde marchó al seminario en Salamanca, aunque, a los 16 años lo abandonó y regresó de nuevo a Pamplona. Realizó un curso en un instituto de enseñanza media y, posteriormente, comenzó a trabajar en la construcción, al igual que su padre, que es albañil de profesión, y que actualmente se encuentra operado de una pierna.Al quedarse en paro, en febrero de este año, Miguel Ángel se marchó voluntario al servicio militar. Sus primeros meses en el Ejército fueron muy difíciles, en opinión de Visitación Gil, "hasta el punto de que le dio) un ataque de nervios por lo que tuvo que ser trasladado al hospital de Zaragoza, donde es tuvo internado durante cierto tiempo".

"Mi hermano nunca habló en casa de política y no sé qué pensaba acerca de ETA. Nunca habló de ello pero estoy segura que no ha tenido nada que ver en este asunto. Es imposible", repitió Visitación Gil, quien manifestó además que su familia se encontraba muy afectada por este suceso. Igual mente señaló que la Guardia Civil e inspectores de policía habían registrado la habitación de su hermano en Pamplona, sin que se llevasen nada. Concluyó negando que su hermano tuviese ningún vehículo, como afirma la policía.

Un amigo de Miguel Ángel Gil Cervera, cuyas iniciales son F.E., y que al parecer había militado hace ya bastantes años en ETA Militar -aunque actualmente se encuentra desvinculado de esta organización-, fue detenido a primeras horas del viernes y se le aplicó la legislación antiterrorista. Fue puesto en libertad ayer.

Además, el viernes y sábado fueron conducidas a declarar a la Comisaría de Policía de Pamplona y a las dependencias de la Guardia Civil varias personas relacionadas con Miguel Ángel Gil, aunque todas ellas fueron puestas posteriormente en libertad.

Por otra parte, José Ángel Vergés Montañés, herido de carácter menos grave en este atentado, y 1 cargo de la centralita telefónica cuando se produjo la acción terrorista, ha declarado que hacia las 2.15 horas del viernes recibió una llamada en la que se le comunicaba la próxima explosión de varias cargas en el acuartelamiento del polígono de tiro. Según señala, reconoció claramente la voz de Miguel Ángel Gil al otro lado del teléfono. "Entre 75 que estamos", concluyó, "conozco la voz de todos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de diciembre de 1983

Más información

  • En libertad varias personas que fueron detenidas en Pamplona en relación con el suceso