El Ayuntamiento estudia hoy el cierre de la Puerta del Sol al tráfico privado durante las próximas fiestas navideñas

La Puerta del Sol quedará cerrada al tráfico de vehículos particulares durante las próximas festividades navideñas si el gabinete de gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprueba hoy la propuesta de los responsables de la Delegación de Seguridad, Circulación y Transportes. Junto a esta medida, se reforzarán las líneas de autobuses que recorren el centro de Madrid y se prohibirá aparcar a los que no sean residentes en tres grandes zonas afectadas en la actualidad por la Operación de Regulación de Aparcamiento (ORA).

Los miembros del gabinete de dirección del Ayuntamiento de Madrid estudiarán hoy las medidas de la operación Navidad de este año, que entrarán en vigor el día 12 de diciembre -o el día 19, si se acepta la solicitud presentada por los comerciantes- y terminarán el día 5 de enero próximo.Entre ellas figura una propuesta, elaborada por los técnicos de la Delegación de Seguridad y Circulación, referida al cierre de la Puerta del Sol. Según este plan, los vehículos que lleguen por la calle de Alcalá hasta la Puerta del Sol se verán obligados a girar por la carrera de San Jerónimo; asimismo, los que circulen por la calle Mayor podrán llegar, como máximo, hasta la calle de Bordadores, por la que tendrán que desviarse con dirección a la calle del Arenal.

Los automóviles que abandonen el aparcamiento de la calle Mayor, cuya salida está. situada más próxima a la Puerta del Sol que el desvío previsto, serán obligados a torcer por la travesía del Arenal. También la calle de Carretas será cerrada al tráfico privado. De esta forma, el centro de la Puerta del Sol sólo será cruzado por los vehículos de transporte público.

Aparcamiento restringido

La medida supone una mejora sobre la adoptada el pasado año, que provocó una gran desorientación entre los conductores madrileños. Entonces, los conductores, al llegar a Alcalá esquina a la Gran Vía y a Bailén esquina a Mayor, eran obligados a seguir por la Gran Vía y por el Viaducto, respectivamente. Llegar a los aparcamientos de la zona se convirtió así en un ejercicio de habilidad para perfectos conocedores de la capital.La propuesta que será estudiada hoy por el Ayuntamiento contempla también la restricción de aparcamiento en tres grandes zonas, todas ellas afectadas por la ORA. En estas zonas, desde las nueve de la mañana hasta las ocho de la tarde sólo podrán aparcar aquéllos que tengan tarjeta de residente.

Una de las zonas objeto de restricción es la comprendida entre las calles de Don Ramón de la Cruz, Doctor Esquerdo, O'Donnell y Príncipe de Vergara, y otra es la limitada por la glorieta de CarlosV, paseo del Prado, plaza de Cibeles, Alcalá, Gran Vía, plaza de España, Bailén, carrera de San Francisco, Puerta de Moros, plaza de la Cebada, Toledo, Colegiata, Tirso de Molina, Magdalena y Santa Isabel, hasta la glorieta de Carlos V. La tercera zona, conectada con la anterior, tendría como límites la plaza de España, calles Princesa Mártires de Alcalá, Alberto Aguilera, San Bernardo, glorieta de Quevedo, Arapiles, Meléndez Valdés, Romero Robledo y Ferraz, para terminar de nuevo en la plaza de España.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

A diferencia de otros años, parece que estas Navidades no funcionará una línea especial de autobuses Para unir los centros comerciales de Goya y Argüelles, aunque se reforzarán las líneas de la Empresa Municipal de Transportes que recorren el centro de la ciudad. Dentro de esta política de reforzamiento del transporte público, se crearán nuevos tramos de carril-bus que, una vez pasadas las fiestas, se mantendrán definitivamente. Algunos de estos tramos estarán en la calle de Alcalá, entre Cibeles y- Gran Vía; en O'Donnell, entre Menéndez Pelayo y Alcalá, en Goya, desde Serrano al paseo de la Castellana, y en Preciados, desde la plaza dé Santo Domingo a Callao.

Peticiones de los comerciantes

Según informó Martín Ulloa, presidente de la Asociación de Comerciantes de las Calles Preciados y Carmen (Apreca), el lunes por la mañana los representantes de esta asociación tuvieron una reunión con los responsables municipales, que les explicaron su plan casi definitivo para la zona centro. En opinión de los comerciantes, este año, al contrario que en ocasiones anteriores, ha habido una colaboración estrecha. El año pasado, los comerciantes mostraron de forma reiterada su descontento con las medidas tendentes a reservar a los peatones y al tráfico de vehículos de servicio público la zona centro de la ciudad, porque entendían que perjudicaba sus negocios. Antes de que el Ayuntamiento adoptara el plan para este año, en cambio, representantes del sector facilitaron en su día los técnicos municipales un plan sobre el tema que fue tomado en consideración.En la reunión citada, los comerciantes intentaron convencer a los técnicos municipales de la ventaja que, a su juicio, representaría dejar abierto al tráfipo de vehículos el eje Montera-Carretas, con el fin de que los conductores particulares puedan llegar a los aparcamientos de Carmen y Benavente.

El gabinete de dirección decidirá si se tiene en cuenta esta variante o si del estudio municipal se desprende que a estos aparcamientos se puede llegar por otras calles. Fuentes municipales manifestaron que la introducción de variantes desorientaría a los ciudadanos, con el peligró de que se repitieran los colapsos de tráfico registrados durante los primeros días de la operación el año pasado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS