España, vista por los portugueses

, En julio, una encuesta de opinión del semanario Expresso acerca de las relaciones entre España y Portugal provocó un verdadero escándalo nacional, y la extrema derecha llegó a acusar de "alta traición" al ex primer ministro Pinto Balsemão, propietario de la revista, de estar "casado con una española", y al presidente Ramalho Eanes, sospechoso de "simpatías con las tesis ibéricas".El motivo del escándalo fue la afirmación de que el 26% de los portugueses encuestados se declaraba a favor de una "unión política" entre Portugal y España, y apenas el 59%, contra esa eventual unión, cuya forma no era definida.

En octubre, el periódico estatal Diario de Noticias publicaba los resultados de otra encuesta, especialmente realizada por encargo de un organismo ligado al Instituto de la Defensa Nacional, para tranquilizar a los quisquillosos defensores de la independencia nacional portuguesa: los que apoyaban la fusión con España eran apenas el 11,3%, contra el 64,9% de acérrimos defensores de la nacionalidad.

Más información

El escándalo orquestado acerca de la encuesta de Expresso relegó a un segundo plano las otras cuestiones, que eran, sin embargo, mucho más interesantes para conocer un poco mejor el grado de conocimiento de las realidades españolas y la imagen que los portugueses de hoy se hacen de España y los españoles.

Más desarrollada que Portugal

El sondeo revelaba, por ejemplo, que el 62% de los portugueses ha ido ya por lo menos una vez a España (porcentaje que alcanza el 94% entre las clases media y alta), pero a la inmensa mayoría (73%) no le gustaba vivir al otro lado de la frontera, a pesar de reconocer que España está más desarrollada que Portugal.

Los problemas políticos del vecino peninsular no parecen preocupar mucho a los portugueses -o la información que les llega no es suficiente-, ya que apenas el 39% de los entrevistados sabía que Felipe González era el jefe del actual Gobierno de Madrid, mientras que el 18% juzgaba que Adolfo Suárez seguía en el poder y el 8% pensaba que era el rey Juan Carlos quien presidía el Gobierno. En cambio, el 59% de los entrevistados sabía que el PSOE había ganado las últimas elecciones en España.

El despiste acerca de la forma de régimen vigente en el país vecino era aún mayor: el 39% sabía que España era una monarquía, el 38% confesaba su ignorancia y el 23%. pensaba que era una república.

Los portugueses tampoco parecían muy bien enterados de los problemas existentes entre los dos países: la mayoría (48%) consideraba que las relaciones bilaterales no eran "ni buenas ni malas", el 19% las calificaba de "buenas", y el 13%, de "malas"; pero no era capaz de señalar un único problema grave entre los dos países, con la única excepción de la pesca (citado por el 68% de los portugueses interrogados).

El miedo al expansionismo castellano no parece muy enraizado en la opinión pública portuguesa: apenas el 14% de los portugueses admite que España pueda querer anexionar su país, contra el 42% que piensa que España tiene ya bastantes problemas como para querer acabar con la pesada deuda externa y los eternos problemas económicos y financieros de Portugal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 12 de noviembre de 1983.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50