La candidatura de Jesse Jackson a la presidencia norteamericana dividirá al Partido Demócrata

El reverendo Jesse Jackson, de 42 años de edad y de raza negra, se convirtió ayer en el octavo aspirante a desbancar a Ronald Reagan en las elecciones presidenciales norteamericanas del próximo 6 de noviembre de 1984.Jackson considera que las minonas negra, hispana y judía y las mujeres no están suficientemente representadas en los altos cargos de la Administración, por discriminación racial, sexual o religiosa. Activista dentro de la minoría negra desde los años sesenta, al lado del reverendo Martin Luther King, es considerado como el principal líder de la minoría de raza negra, cifrada en 26 millones de personas.

De talante liberal, contrario a la carrera de armamentos, e infatigable luchador por el respeto de la igualdad de derechos civiles en EE UU, Jackson cuenta con una acogida muy favorable entre la minoría negra. Es probable que el factor Jackson contribuya a incrementar el número de votantes negros, cifrado en unos 10 millones. Pero la candidatura supondrá un deterioro en las elecciones primarias para los aspirantes a la nominación de candidato presidencial del Partido Demócrata.

Dadas las características de la larga campaña electoral norteamericana, es improbable que Jackson aguante hasta la recta final, a más de un año vista. Jackson, sin embargo, puede sensibilizar a la población negra de EE UU que, en última instancia, a petición de Jackson, puede inclinar su voto a favor del candidato demócrata mejor colocado. El ex vicepresidente Walter Mondale, de ideas liberales, podría ser el principal beneficiado de la operación, pactando una mayor presencia de personas de raza negra en una futura Administración demócrata.

Jesse Jackson no es el primer candidato presidencial negro de la historia de EE UU. En 1972, la diputada Shirley Chisholm fue aspirante a la presidencia. Jackson es el octavo aspirante, junto a los demócratas Walter Mondale, el senador y ex astronauta John Glenn, el senador californiano Alan Cranston, el senador de Colorado Gary Hart, el senador de Carolina del Sur Ernest Hollings, el ex gobernador de Florida Reubion Askew, y el ex senador y aspirante presidencial George McGovern.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS