Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Antonio García Navarro

El director de orquesta español recibe hoy la medalla de la Villa de París

Esta tarde, a las 18.00 horas, Luis Antonio García Navarro, director de orquesta español, recibe la medalla de la Villa de París. Dentro del mismo acto, que tendrá lugar en el ayuntamiento de la capital francesa, la recibirá el tenor español Plácido Domingo, a quien también le ha sido concedida. El otro galardonado, Herbert von Karajan, acudió a la imposición el pasado mes de junio. "Nosotros hemos elegido el día de hoy porque, pasado mañana, Plácido y yo actuamos en la televisión, en París, con la Orquesta Nacional francesa", afirma García Navarro.

Nacido en Chiva (Valencia), Luis Antonio García Navarro se formó en el conservatorio valenciano y en el de Madrid, especializándose en oboe, piano y composición. Amplió sus estudios en Viena con Hans Swarowsky y otros maestros. En 1967 ganó el concurso internacional para directores de orquesta en Besançon (Francia), iniciando inmediatamente una carrera de director que, en los últimos cinco años, le ha llevado a lugares de privilegio en el mundo de la dirección de orquesta, tanto en el plano sinfónico como en el de la ópera. En los últimos meses García Navarro ha fijado su residencia en Madrid con su esposa, Amparo, y dos hijos, de 13 y 7 años. El origen de la importante distinción que ahora se le otorga en París está en su labor en pro de la música francesa. "Yo soy un enamorado de Fauré, de Ravel, de Debussy, de Berlioz", dice el joven maestro español. "Siempre que puedo divulgó la obra de estos compositores. Por otro lado, cada vez son más frecuentes mis contactos con teatros de ópera franceses, como Estrasburgo, que tiene una magnífica orquesta, Lyon o Tolouse". García Navarro ha actuado también en el Festival de Orange, en la ópera de París, donde hizo el año pasado una Carmen con Teresa Berganza, y en otros lugares de Francia.

Pero la cotización en ascenso del maestro español se está produciendo en Estados Unidos, donde acaba de hacer una gira al frente de la Orquesta Sinfónica de Chicago. El próximo 2 de noviembre, García Navarro viajará a esta ciudad para dirigir,en la célebre Lyric Opera, una nueva producción de Bohème, con Ileana Cotrubas de protagonista y Luis Lima en el papel de Rodolfo. "Tengo también mucho contacto con la Filarmónica de Los Ángeles, que dirige Giulini, donde hice mi presentación el año pasado, en el Hollywood Bowl, lugar, como se sabe, al aire libre, con una capacidad para 15.000 o 20.000 personas. Este año dirigí allí nueve conciertos en dos semanas y en julio próximo volveré para dar un concierto con Plácido Domingo, con motivo de la apertura de los Juegos Olímpicos".

Las numerosas actuaciones en la opera de San Francisco y el proyectado debú, para 1985, en el Metropolitan de Nueva York, donde dirigirá cuatro títulos y 45 funciones en esa temporada, son datos, que explican bien el creciente prestigio de García Navarro en los Estados Unidos.

Por otro lado, Europa reclama al maestro español cada vez con más frecuencia y desde los mejores centros musicales. En el último Festival de Salzburgo obtuvo, con Plácido Domingo y Pilar Lorengar, un triunfo resonante en dos conciertos dedicados a la zarzuela. "Lo de Salzburgo me parece importante por ser en la Grosse Festpielhaus del reputado máximo centro de la música y en su mejor época, el Festival de Verano".

García Navarro tiene un concierto a principios de febrero con la Orquesta de RTVE, "pero me será cada vez más difícil dirigir en España. De hecho, sólo he dirigido una vez desde el famoso concierto al aire libre en la universidad de Madrid, con Plácido Domingo, ante casi 300.000 personas. Aquí se programa con poca anticipación y hasta 1986 tengo mi calendario prácticamente lleno".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de octubre de 1983