Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Calderón quiere un crédito para saldar los 10.000 millones de deuda del fútbol español

Conseguir la disminución del poder de Pablo Porta y Josep Luis Núñez en la Federacion Española de Fútbol, como paso inicial, y traspasar el poder futbolístico y económico a la futura Liga Profesional, regida por otros dirigentes, es uno de los principales objetivos de fondo que se pretende lograr en un proyecto ideado por Vicente Calderón en el que, como contrapartida, solicita paliar la deuda de los clubes, que asciende a 10.000 millones de pesetas. Presidentes de varios clubes parecen alentar en la sombra este deseo, aunque algunos de ellos confiesan, en privado, su "miedo" a exponerlo públicamente por "posibles represalias de diversa índole". Ayer, Vicente Calderón se entrevistó con Romi Cuyis y, a última hora. con Pablo Porta.

MÁS INFORMACIÓN

Vicente Calderón, presidente interino del Comité de Fútbol Profesional, se entrevistó ayer con el secretario de estado para el Deporte, Romà Cuyàs, a quien expuso, por segunda vez, sus ideas para el saneamiento del fútbol español, que presentará por escrito en un plazo de 15 días. En su exposición solicitó la concesión de un crédito que sirva para anular las deudas de los clubes profesionales -unos 10.000 millones de pesetas actualmente-, a devolver en un plazo de 20 años con un interés bajo -el 5 %-, con la garantía de lo que los clubes percibirían por las quinielas, y de los estadios que no son municipales. Todo ello a partir de la consecución de un aumento en el porcentaje de las quinielas que pasaría del 1% al 6%. Los clubes ingresarían entre 2.500 y 3.000 millones de pesetas, en lugar de los 600 de la última temporada. El plan de Calderón, muy próximo al modelo italiano, expone que en cinco años se liquidaría la "bola de nieve de deudas actuales y los fuertes intereses crediticios".La desconfianza y el escepticismo de la Administración respecto a los actuales dirigentes del fútbol no hace muy factible la admisión del plan. Se exige la creación de la Liga profesional de clubes, sometida a la disciplina del decreto que regulará la separación real y, absoluta del fútbol profesional del aficionado, extremo que la federación asegura existe en estos momentos con el comité de fútbol profesional, cuando en la práctica el poder de este comité no existe. Según uno de sus miembros más importantes "no tiene existencia jurídica". El dinero que los clubes van a ingresar por la transmisión televisiva de partidos y del programa Estudio-Estadio se formalizará en una cuenta corriente del Banco Central, a nombre de la Federación Española de Fútbol.

La clave de todas estas entrevistas podría comenzar a aclararse con la celebración de unas próximas elecciones al Comité del Fútbol Profesional. Vicente Calderón, quizás gracias a las expectativas que ha levantado, debe intentar controlar este Comité. El dinero, que sigue en manos de Porta y Calderón pretende que cambie de dueño, es lo que va a servir para mover los peones futbolísticos ante las elecciones. Serán siete los miembros que lo formen, cuatro de Primera División, dos de Segunda A y uno de Segunda B. Cada división elegirá a sus representantes y, posteriormente, los siete elegidos votarán para designar al presidente. Varios presidentes de clubes ya han manifestado su conformidad con los planes de Vicente Calderón. Presidentes de clubes Como Athlétic de Bilbao, Real Madrid, Zaragoza, Spórting de Gijón, Betis, Málaga, Valencia, e incluso Sevilla, han manifestado, unos más abiertamente que otros, su apoyo a Calderón.

Por lo pronto, se va a crear una comisión mixta clubes-CSD para estudiar la creación de esa Liga profesional, qué entraría en vigor la próxima temporada. Por parte de los clubes, Porta exigió estar en ella, pero su presencia creará dificultades. Samper y Lafuente, de la Federación, Calderón, Entren a-, Bemal, directivos del Atlético, y cuatro miembros del CSD la compondrán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de octubre de 1983

Más información

  • El presidente del Atlético de Madrid promueve una reforma de las estructuras de la Federación Española