Lech Walesa, galardonado con el Nobel de la Paz

El dirigente sindical polaco Lech Walesa, de 40 años de edad y padre de siete hijos, fue galardonado ayer con el Premio Nobel de la Paz por su defensa del sindicalismo independiente.A los tres años de las grandes huelgas del Báltico que desembocaron en la fundación del sindicato Solidaridad, hoy declarado ilegal por el Gobierno del general Wojciech JaruzeIski, el comité Nobel del Parlamento noruego optó ayer por incluir en su polémica nómina de galardonados al hombre que desde el verano de 1980 trae en jaque a la URSS.

La saga de Walesa, que ayer se encontraba pescando y recogiendo setas por gozar de una baja laboral por enfermedad, comenzó en los astilleros Lenin de Gdansk, atravesó una época de relativa cordialidad con las autoridades tras conseguir la precaria legalización de Solidaridad y desembocó en 11 meses de cárcel a raíz del golpe militar del 13 de diciembre de 1981.

Lech Walesa calificó ayer la distinción noruega como "algo maravilloso, tanto para mí como para mi movimiento", y no descartó la posibilidad de llegar algún día a entenderse con las autoridades comunistas polacas.

La Iglesia católica polaca guardaba anoche silencio. No así el presidente norteamericano, Ronald Reagan, que pidió a Varsovia que aproveche la ocasión para adentrarse en un proceso de reconciliación nacional. Moscú calificó a Walesa de "cadáver político".

Páginas 2 y 3 Editorial en la página 10

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS