Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Administración anuncia el cierre de las instalaciones de la cabecera de Sagunto para antes de finales de 1984

La Administración, por boca de Eduardo Santos, director general de Industrias Siderometalúrgicas y Navales, anunció ayer, por primera vez de forma oficial, el calendario de cierre de las instalaciones de cabecera de Altos Hornos del Mediterráneo (AHM). El primer horno alto se cerrará con carácter inmediato, de acuerdo al plan. El segundo -sólo dos de los tres hornos están actualmente en funcionamiento- será clausurado a lo largo de 1984. Los sindicatos CC OO y UGT defendieron la necesidad de explicar con "absoluto rigor" las razones técnicas de los cierres y mostraron su total rechazo al desmantelamiento de la cabecera. El decreto de inversiones del pasado 6 de julio fue calificado de innegociable por el representante de la Administración.

La reunión de la comisión de seguimiento de la siderurgia integral, que comenzó ayer en la sede del Ministerio de Industria y Energía a las seis de la tarde, centró sus debates en los planes industriales presentados por las tres siderúrgicas (AHM, Ensidesa y Altos Hornos de Vizcaya). Eduardo Santos intentó explicar cada uno de los planes antes de abordar el primer punto del orden del día: la cabecera de Sagunto. Los sindicatos impidieron la exposición y le recordaron la existencia de un compromiso firme para la discusión del problema de AHM.Con respecto a la cabecera de Sagunto, los planes de la empresa prevén unas inversiones básicas de 13.300 millones de pesetas, dirigidas en exclusiva al tren de laminación en frío. De ellos, 3.300 millones serán destinados a la línea de electrocincado, que tendrá una capacidad de producción inicial de 90.000 toneladas al año. Los 10.000 millones restantes son para la línea de recocido continuo, con capacidad para 450.000, toneladas al año. A ello hay que sumar 4.400 millones de pesetas más para otras inversiones complementarias.

El cierre de las instalaciones, según los planes presentados por la dirección de AHM, será el siguiente: el tren desbastador se paralizará el próximo 31 de diciembre. El primer horno se cerrará con carácter inmediato -en el documento se da como fecha probable el 11 de noviembre-; y el otro horno tiene la posibilidad de seguir funcionando como máximo hasta finales de 1984. El tren estructural ya está paralizado desde el pasado viernes.

En cuanto a la puesta en marcha de las nuevas instalaciones, la línea de electrocincado entrará en funcionamiento el 1 de enero de 1985, y la de recocido continuo, el 1 de enero de 1987.

Oposición sindical

Juan Ignacio Marín, portavoz de CC OO, exigió que las empresas entregaran todos los datos en los que basan la necesidad de cerrar Sagunto. José Luis Corcuera, de UGT, advirtiendo que no deseaba ningún plan que fuera "pan para hoy y hambre para mañana", insistió en que se dieran las razones técnicas que demostraran la inevitabilidad de la medida, "porque nosotros daremos otras que demostrarán lo contrario".El presidente de AHM y Ensidesa, José María Lucía, señaló que la producción de acero en la cabecera de AHM lleva a resultados económicos negativos permanentes, y Eduardo Santos aclaró que, al margen de la rentabilidad, estaba la consideración de las necesidades de slabs (planchones de acero) del país. "Desde Sagunto", dijo, "no se justifica la decisión, pero proponer mayores inversiones en Sagunto es un fraude a las otras siderurgias y supone trasladarles el problema. Sagunto no tendrá nunca cabecera nueva, si los planes para Ensidesa se mantienen".

José Luis Corcuera argumentó que es compatible mantener la cabecera de Sagunto con los proyectos para las otras dos siderurgias, y Juan Ignacio Marín expuso que el decreto de inversiones no puede justificar de ningún modo el cierre de instalaciones. La comisión de seguimiento se reunirá nuevamente la próxima semana y mañana será entregada la información completa a los sindicatos.

Por otra parte, jóvenes de Puerto de Sagunto cortaron ayer el tráfico de la carretera nacional 340, que enlaza Barcelona con Valencia a su paso por la localidad saguntina, para mostrar su solidaridad simbólica con la movilización de la plantilla de Altos Hornos del Mediterráneo (AHM), informa Jaime Millás.

Esta acción fue decidida por la Coordinadora de Jóvenes, que actúa con independencia de los acuerdos adoptados por la coordinadora sindical y los trabajadores de AHM.

El corte simbólico se produjo entre las 13,45 y las 14 horas originando retenciones del denso tráfico de vehículos que tiene lugar en ambas direcciones. No se registraron incidentes y tampoco intervinieron las Fuerzas de Orden Público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de septiembre de 1983

Más información

  • Un alto horno se paralizará de forma inmediata, y tren desbastador, el 31 de diciembre de 1983