Las líneas

3, 5 y 6 del metro de Madrid fueron desalojadas a primera hora de la noche de ayer por un aviso de bomba, que posteriormente resultó falso. El servicio se restableció sobre las once de la noche, una vez que la policía registró convenientemente las citadas líneas. Según fuentes de la compañía, las operaciones de desalojo se desarrollaron sin incidentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 26 de agosto de 1983.