Gorostegui y Doreste, por segunda vez campeones mundiales de la clase 'Star' de vela

Antonio Gorostegui, santanderino de 29 años, y José Luis Doreste, natural de Las Palmas, de 26 años, se proclamaron el pasado domingo campeones del mundo de vela, en la clase olímpica Star, por segunda vez consecutiva. En dicho campeonato, el más prestigioso y más antiguo de cuantos se celebran en las categorías olímpicas, tomaron parte 96 barcos de 21 países. La pareja integrada por Gorostegui y Doreste alcanzaron su primer título mundial el pasado 26 de agosto, al ganar la penúltima regata del Mundial disputado en Medemblink (Holanda).

Más información

Gorostegui y Doreste obtuvieron una puntuación total de 32 puntos, después de haber alcanzado, en las seis regatas disputadas en el Mundial, tres segundos puestos, dos cuartos -en uno de ellos fueron descalificados- y un décimo, lo que demuestra que la regularidad es una de las más importantes cualidades de la pareja española. Compitieron esta vez con su propia embarcación. Ambos han sido tripulantes del Bribón IV.El campeonato se decidió en la última regata, aunque la pareja española figuraba ya en primera posición de la general a falta de la sexta manga. Las últimas doce millas fueron decisivas. Gorostegui y Doreste mantuvieron un impresionante duelo con el alemán occidental Griesse, que al final quedaría rezagado, limitándose los españoles desde aquel momento a controlar a sus rivales y asegurarse el título.

Gorostegui y Doreste han coincidido en Star después de realizar brillantes carreras en las clases 470 y Finn, respectivamente. Gorostegui empezó su lista de éxitos internacionales, en 1973, con el título mundial juvenil de dobles del campeonato de la IYRU (máximo organismo mundial de vela). En 1974, conquistó su primer cetro mundial en 470. Un año después, ganó el oro de esta clase en los Juegos Mediterráneos, celebrados en Argel. En los Juegos Olímpicos de Montreal-76 alcanzó la plata en 470, en compañía de Pedro Luis Millet, y el pasado año hizo el doblete -europeo y mundial-, ya en la clase Star, con Doreste.

Por su parte, José Luis Doreste fue campeón del mundo juvenil solitario de la IYRU en 1973, cuando Gorostegui ganaba el dobles. Cuatro años después alcanzaba el subcampeonato mundial en la clase Finn.

Las vidas de Gorostegui y Doreste se unen en la bañera de su Star. El patrón vive rodeado de mástiles y velas, ya que cuando no regatea trabaja como monitor en la Escuela Nacional de Vela, instalada en Palamós. Doreste, por su parte, es médico y querría especializarse en medicina deportiva. Mientras Gorostegui lanzaba a la fama al 470, Doreste y la escuela canaria -en la que se encontraba también su primo, Joaquín Blanco, ganador en 1977 de la Finn Gold- ponían de moda el Finn.

A principios del pasado año, José Luis Doreste intenta replantearse su vida. Hasta aquel momento había intentado compaginar, con éxito, los estudios de medicina y la alta competición, aunque siempre había sido consciente de que "lo importante" era la carrera. Por aquellos meses, Antonio Gorostegui seguía buscando su Millet de la clase Star. Había compartido,el barco con distintos tripulantes, pero seguía sin encontrar su media naranja.

En aquellos momentos, Gorostegui se pone en contacto con Doreste y le ofrece compartir su embarcación. La envergadura de Doreste -92 kilos- y su experiencia le convertían en un tripulante ideal para la clase Star. Gorostegui y Doreste, sin apenas entrenamiento y pocos meses después de empezar a navegar, conquistan, en un mes, el título europeo y mundial de la categoría. Nada más ganar el cetro mundial, en Medemblink (Holanda), Gorostegui declara: "Habíamos decidido regatear juntos tan sólo este año, pero me gustaría mantener el equipo, también en la clase Star, hasta los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, donde aspiramos a ganar el oro".

Quienes conocen bien a Gorostegui aseguran que es un loco, "un enamorado de la vela, un amante de las emociones fuertes, que vuela bajito si hay viento fuerte".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 22 de agosto de 1983.

Lo más visto en...

Top 50