Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apartado del cuartel del GEO el capitán que disparó sobre un miembro de la unidad

El segundo jefe del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional, capitán Enrique Esteban, ha sido apartado temporalmente del cuartel general del grupo, situado en Guadalajara, después que el policía José Luis González Freire, miembro de la unidad, denunciara recientemente que dicho oficial había efectuado, durante un ejercicio de tiro, disparos temerarios sobre la zona ocupada por el policía. La medida ha sido adoptada por la Dirección de la Seguridad del Estado. Igualmente el policía ha sido apartado del GEO y destinado a la Inspección General de la Policía Nacional.

El capitán Esteban no ha sido expulsado del GEO, ni se ha adoptado ninguna medida disciplinaria especial contra él. Simplemente, y a raíz de la denuncia presentada por dicho policía ante la Inspección General del Cuerpo, el capitán ha sido designado para realizar una misión específica de protección en Madrid, concretamente sobre las embajadas de Turquía y Francia en España. González Freire, que estaba destinado en el garaje-taller del GEO, ha sido trasladado a la Inspección General de la Policía Nacional, donde desarrollará labores como fotógrafo para la revista profesional del Cuerpo. Precisamente el policía también había denunciado que, debido a otro incidente de menor importancia, había sido trasladado de su destino en el laboratorio fotográfico del GEO al garaje-taller de la unidad.En su informe-denuncia a la Inspección General de la Policía Nacional, el policía González Freire (ver EL PAIS del pasado día 13 de julio) aseguraba que, al término de unas prácticas de tiro desarrolladas en Alcalá de Henares (Madrid), el capitán Esteban efectuó varios disparos de revólver sobre la zona ocupada por el policía, sin que éste fuera avisado previamente. Cuando se percató de lo que ocurría, González Freire se dirigió a su capitán y éste, según el informe del policía, le dijo: "Realmente, Freire, me has impresionado con tu enorme sangre fría. Los tiros te pasaban rozando, y tú tan tranquilo. Cosas parecidas se las he hecho a los operativos y siempre se ponían nerviosos".

Posible relevo del mando

Por otra parte, fuentes competentes han apuntado a este periódico la posibilidad de que el actual jefe del GEO, comandante Carlos Holgado, sea relevado en su cargo próximamente, con objeto de poner al mando de la unidad a otro oficial más joven.

Igualmente, los responsables de la Dirección de la Seguridad del Estado entienden que, a lo largo de los últimos años, el GEO ha crecido desmesuradamente, ya que cuenta en la actualidad con unos 150 hombres. En principio, se ha fijado en 60 la cifra ideal de miembros de esta unidad. La reducción de efectivos comenzará en breve.

También se pretende que algunos miembros del GEO que sean apartados de la unidad formen otra que se integraría, como grupo especial, en las compañías de reserva de la Policía Nacional. No se descarta que este grupo especial sea dividido en pequeñas unidades que serían destacadas en las ciudades más conflictivas.

Una vez constituido el GEO por los 60 hombres más adecuados, tampoco se descarta en la Dirección de Seguridad del Estado que se busque una nueva sede más adecuada que la actual para el grupo. Hace varios meses, algunos expertos del cuerpo ya estudiaron esta posibilidad y determinaron que la localidad burgalesa de Peñaranda de Duero, situada a unos 95 kilómetros de Burgos, era una zona adecuada. Concretamente, se fijó como lugar adecuado una antigua residencia de la denominada Sección Femenina de la Falange. La residencia, con capacidad para 150 camas, está ubicada en las proximidades de un castillo y cuenta con un gran gimnasio.

Embajadas de Turquía y Francia

El capitán Esteban, de quien sus jefes aseguran que tiene una elevada preparación profesional, se encuentra desde que se adoptó la citada medida al mando de un grupo especial del GEO dedicado a la protección de las embajadas de Turquía y Francia en Madrid. Esta protección especial para ambas embajadas también fue decidida por la Dirección de la Seguridad del Estado, ante la posibilidad de que algunos grupos terroristas, fundamentalmente armenios, intentaran cometer algún atentado contra dichas sedes diplomáticas. Esta medida fue adoptada tras el reciente atentado registrado en Lisboa, donde un comando armenio intentó ocupar la embajada turca en la capital portuguesa. A raíz del incidente, perecieron los integrantes del comando, así como un funcionario de la embajada. Días antes, otro comando armenio colocó una bomba en el aeropuerto de Orly (París), donde fallecieron varias personas.

En los últimos años, han sido varios los atentados cometidos por grupos armenios en Madrid, sobre todo contra oficinas de compañías aéreas internacionales y contra diplomáticos turcos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de agosto de 1983

Más información

  • Probable reducción de 150 a 60 en los integrantes del GEO