GENTE

Roberto Gutierrez,

vecino de Burgos, intentó zafarse de una persecución policial introduciéndose en el interior de una tinaja llena de vino. El hecho ocurrió días pasados en su ciudad natal: Roberto, aparentemente embriagado, no hizo caso de las órdenes de alto que le formularon varios policías desde un coche-patrulla y echó a correr, saltando primero una tapia y refugiándose después en un comercio dedicado a la venta de vinos. La policía llegó al local y revisó todo, sin que encontrara al fugitivo. Sin embargo, cuando ya se daba prácticamente por terminado el rastreo, decubríó a Roberto en el interior de una tinaja. El detenido, que no tiene antecedentes penales, emergía de cuando en cuando de la tinaja para poder respirar. La historia terminó en comisaría.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 01 de mayo de 1983.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50