Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:El cine en la pequeña pantalla

Un cuadro y la muerte

La fijeza de las imágenes de un cuadro acostumbra a poner muy nervioso al cine. María Candelaria es la historia de alguien que está en un cuadro. Dolores del Río posó más de una vez para artistas paisanos suyos. Los cuadros, como la fotografía, son la muerte. El cine no embalsama a sus criaturas, les da la inmensa oportunidad de salir fuera de campo, los personajes. siguen viviendo cuando ya no están en la pantalla, precisamente porque están fuera. El cuadro, por el contrario, no deja que se le escapen. Los eterniza pero, al mismo tiempo, los asesina. Por ello es particularmente acertada la emisión de esta película en el homenaje necrológico a Dolores del Río.Una serie de periodistas se interesa por el bello retrato de una muchacha azteca. El pintor tras algunas resistencias, explica la historia verídica de la modelo que lo inspiró, María Candelaria, una nueva violetera. María vive en el pueblo de Xochimilco. Un pasado oprobioso la obliga a un cruel aislamiento. Para sobrevivir, María vende flores y verduras en su chalupa. Por el pueblo resuena su pregón. Surge el amor.

María Candelaria se emite hoy a las 22

00 horas por la segunda cadena.

El filme (le 1943, rodado durante el penúltimo regreso de la actriz a México, fue dirigido por Emilio Fernández con Pedro Armendáriz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de abril de 1983