El 8 de mayo, elecciones municipales / El programa del PDLVIVIENDA Y URBANISMO

Ayudas financieras, promoción de alquileres y plan de industrialización 'en áreas alejadas'

El programa del PDL propone en materia de Urbanismo y Vivienda establecer "un sistema de apoyo financiero a la adquisición de viviendas en coordinación con las entidades financieras, con bajo interés". Paralelamente, sería necesario "aumentar la oferta de suelo edificable, fundamentalmente para viviendas en alquiler y viviendas protegidas oficialmente"."En Madrid", afirma, "no hay escasez en la oferta general de viviendas. Hay muchas viviendas en venta, cada vez más. El problema es la escasa oferta de viviendas adecuada a las limitaciones económicas de la demanda. Hay viviendas caras y para comprar. No hay viviendas asequibles para comprar o para arrendar. Las causas del problema son la escasez y carestía del suelo, los costes de la construcción y la falta de financiación adecuada".

El manifiesto electoral defiende "beneficios fiscales en contribución urbana y otros impuestos para la construcción de ' viviendas en alquiler", y "limitar el derecho de subrogación establecido en la ley de Arrendamientos Urbanos, que no afecta a los actuales ocupantes". Por otro lado, alude a las casas de renta antigua y señala que "la regulación de arrendamientos urbanos, con rentas de alquiler irrisorias, ha determinado que los propietarios de casas antiguas, la mayoría modestas, no pueden soportar el coste de reparaciones imprescindibles ni permitan que lo hagan sus ocupantes. Así se ha producido un deterioro gravísimo en el patrimonio urbano". Propone al respecto "utilizar al máximo los beneficios crediticios estatales hoy existentes, para conceder ayudas a bajo interés para la renovación de viviendas en cascos antiguos, instando a la Administración estatal y autonómica el aumento de tales beneficios, hoy insuficientes". Asimismo, incluye la posibilidad de establecer un sistema municipal de apoyo, complementario al anterior, "mediante créditos, subvenciones a fondo perdido y exención total de contribución urbana y tasas municipales de basuras, alcantarillado, etcétera, beneficios a los que se ha negado el actual equipo municipal".

Suelo urbano

El planteamiento urbanístico del PDL fija "prioridades en razón de las necesidades de cada momento", con "dotaciones obligatorias de servicios comunes, alcantarillado, alumbrado, zonas verdes, escuelas, etcétera". Precisa después que ello ha de hacerse de forma "que no atenace a la iniciativa privada, paralizando la construcción y haciéndola mucho más cara. Se trata de crear suelo urbano con todos los servicios, no de impedir que exista nuevo suelo urbano".

El programa defiende la existencia de control de calidad en la construcción y elogia la creación de zonas peatonales en los cascos antiguos "si se hacen previamente los estudios adecuados en orden a las consecuencias para los vecinos, los pequeños comercios y el tráfico de la zona. El actual equipo municipal", añade, "se ha lanzado a una actividad de peatonalización sin contar con el vecindario".

Áreas industriales no contaminantes

El PDL propone "la realización de estudios completos de peatonalización de zonas muy concretas que verdaderamente aumenten la calidad de vida del vecindario, pero con participación directa de las asociaciones que agrupen a los vecinos y pequeño comercio" afectados por la medida.

El programa propugna también la ejecución de un plan especial que, a cargo del Estado, establezca las necesarias variantes que eviten el acceso a la capital de los tráficos que sean de simple paso o los generados por la propia demanda de capitalidad, y, por otro lado, la creación de suelo industrial para un Plan de Reindustrialización de Madrid "en áreas alejadas de la zona urbana y con especial énfasis en 'industrias blancas'".

En cuanto a la erradicación del chabolismo, propone la "colaboración ayuntamiento-empresas, para mantener el principio de vivienda digna, mediante créditos, salariovivienda y otros sistemas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 08 de abril de 1983.

Se adhiere a los criterios de