Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rey Juan Carlos podrá hacer vida normal a finales de marzo, según el equipo médico

"El rey Juan Carlos pasea por la Zarzuela, apoyándose en dos bastones, desde hace una semana", explicaron ayer fuentes del equipo médico que le atiende desde su lesión de fisura de pelvis el pasado 3 de enero, que se produjo al, caer mientras esquiaba en las pistas suizas de Gstaad. Las mismas fuentes aseguraron a EL PAIS que a primeros de marzo don Juan Carlos podrá incrementar su actividad y salir de palacio, de seguir la progresiva recuperación, mientras que, a finales del mismo mes, se espera que pueda hacer una vida prácticamente normal.

"El Monarca no toma ningún fármaco, ha tenido que hacer mucho reposo y ahora lleva un corsé pélvíco", señaló uno de los médicos que cuidan de su recuperación. Su lesión requiere también sesione: de rehabilitación, en colaboración con fisioterapeutas, que se desarrollan por la mañana y a última hora de la tarde, y a las que se añaden masajes musculares. "En la actualidad hace una vida un tanto sedentaria, pero pasa ratos en su despacho y camina por las dependencias de la Zarzuela, a fin de ir recuperando actividad". Según sus colaboradores, el Rey no ha perdido ni el apetito ni el buen humor. Ilustra sus ganas de volver a estar en plena forma y su carácter desenfadado la pregunta que hizo a sus médicos hace unos días: "Pero, bueno, supongo que todavía podré esquiar esta temporada". Uno de los presentes bromeó sobre las nieves de los últimos días y le contestó: "¿Por qué no?, algunos años se ha podido esquiar en mayo". En cualquier caso, los médicos que asisten a don Juan Carlos afirmaron que "este verano podrá volver a practicar sin ningún problema el tenis, el squash, la natación o la vela, que son algunos de sus deportes favoritos y a los que dedica su tiempo de asueto".

Con la ayuda de bastones

Aunque deberá ayudarse con uno o dos bastones en las próximas dos o tres semanas, afirman sus cuidadores que no siente especiales molestias, a pesar de que se trató de una lesión muy dolorosa en los primeros días. "La premura con que se iniciaron los ejercicios musculares, independiente del reposo a que se sometió al paciente, ha permitido mantener en forma las zonas del organismo que podían estar en actividad y facilitar la recuperación".Los médicos que han visitado al Rey en el mes y medio que lleva reponiéndose son el doctor Alberto Salgado -su médico de cabecera, que ha coordinado la labor del equipo-, los doctores Diego Figuera y Guillermo Fernández Díaz de Miguel, de la clínica Puerta de Hierro, de Madrid, y el cirujano ortopeda Josep Maria Figueras del hospital de la Cruz Roja de Barcelona. En todos, además de su alta cualificación profesional, se da la circunstancia de que conocen a don Juan Carlos desde hace tiempo, siendo alguno incluso amigo personal del Rey.

La fisura de pelvis del Rey no es una lesión típica de esquiadores. Afecta al anillo óseo que comprende el sacro, el coxis, los huesos costales y los ilíacos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de febrero de 1983

Más información

  • Actualmente, lleva un corsé pélvico y pasea apoyándose en dos bastones