El dique de Tous aminoró la catástrofe, según el presidente del Comité de Grandes Presas

"La catástrofe hubiera podido ser mayor si la presa de Tous no hubiera existido", ha manifestado a Efe Rodolfo Urbistondo, presiden te del Comité Español de Grandes Presas. El comité, organización académica de especialistas en el ámbito tecnológico de las grandes presas, ha emitido ya el primer avance de su informe sobre la presa de Tous, ya que el resultado final no estará concluido hasta dentro de tres meses."Quizá", explicó, "de no existir la presa o haberse abierto las compuertas, se hubieran superpuesto las aguas del Escalona (más arriba de Tous) con las del Sellent y el Albaida en las primeras horas del día 20, con lo que la catástrofe hubiera podido ser mayor de haber coincidido los picos de las avenidas de agua. Rodolfo Urbistondo comentó también que el agua aportada por la presa de Tous a la inundación supuso únicamente el 10%, del agua, por lo que es muy difícil saber en qué medida contribuyó a los daños.

Urbistondo destacó que los cauces naturales de avenidas se inundan periódicamente en todo el mundo, como sucede en Estados Unidos con el Missisipi o en China, y que el Levante español es una de las zonas conocidas por planas de inundación; o sea, cauces de avenidas extraordinarias y, por tanto, difícilmente controlables. Especificó asimismo que Tous, en su primera fase, era una presa de derivación (para trasvasar agua desde el Júcar hasta el Turia) y no de regulación (almacenamiento) o de laminación (reducción de la intensidad de las avenidas), mientras que su ampliación ya tendrá función reguladora.

Respecto al tipo de construcción, el presidente del Comité Español de Grandes Presas puntualizó que Tous se construyó con materiales sueltos porque ofrecía dudas para la construcción con hormigón, y el tipo de presa que se construye depende del terreno de apoyo sobre el que se cimenta. Rodolfo Urbistondo precisó que España, con ochocientas, es el quinto país del mundo en cuanto a número de presas, sólo aventajada por Estados Unidos, Rusia, China y Japón.

"Sin este número de presas", agregó, "hubiera sido imposible sobrevivir con la actual población, ya que la capacidad de nuestros embalses es de 40.000 millones de metros cúbicos, cuando únicamente circulan por nuestros ríos 95.000 millones". "De cada mil metros cúbicos de agua que pasa podemos guardar cuatrocientos para gastarlos cuando se quiera", destacó.

Esto supone que cada español puede disponer de más de mil metros cúbicos de agua y permite a poblaciones como Madrid contar, tras varios años de sequía, con una capacidad del 39% de sus embalses y, por tanto, tener agua.

En este sentido puntualizó que el comité está convencido de la necesidad de seguir construyendo grandes presas hasta llegar a un aprovechamiento claramente exhaustivo de los recursos hidráulicos, escasos y mal repartidos en nuestro país.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS