Jesús Samper, asesor jurídico del Real Madrid, y de la Federación

Jesús Samper, que compagina, por extraño que parezca, las asesorías jurídicas del Real Madrid y de la Federación Española, aunque dichas entidades comparten en la práctica posturas contrarias y defienden intereses antagónicos, ha hecho del fútbol uno de sus principales clientes. Conoce y vive el estamento jurídico que rodea este deporte. Para Jesús Samper, los principales problemas jurídicos con que se encuentra ahora el fútbol son "el desconocimiento que del fútbol tienen los legisladores y la maraña de disposiciones que existen. Las normas jurídicas del deporte van por libre en cada Ministerio". Samper es un caso claro de incompatibilidad.

El Real Madrid, para Jesús Samper, es un cliente más de su despacho profesional de abogado, como también lo es la Federación Española. Es así como justifica su asesoramiento jurídico a dos entidades antagónicas en ideas como la Federación Española y el Real Madrid. "Tengó mi despacho particular", aseguró Jesús Samper, "y los clubes recurren a mí como clientes. No tengo dependecia laboral alguna con el Real Madrid. Me paga todos los meses por asesorar jurídicamente. Asesoro al Real Madrid en todos los campos jurídicos en los que se ve implicado el club madridista. En cambio, mi asesoramiento a la Federación Española se reduce al ámbito laboral, y por eso intervine en asuntos relacionados con la AFE y en los temas laborales de los funcionarios federativos. No puede existir antagonismo en mi asesoramiento jurídico al Real Madrid y a la Federación Española, porque entre dichas entidades no puede haber conflictos laborales. No intervengo ni asesoro en el trabajo de los distintos comités de la Federación Española ni tampoco en los acuerdos de su junta de gobierno". Jesús Samper considera que estas relaciones entre ambas entidades futbolísticas no suponen ventaja alguna para el Real Madrid con respecto a otros clubes en la Federación Española. "No tengo facultad decisoria y no estoy de acuerdo en que la gente, a pesar de todo, por estos detalles, pueda pensar mal. Contesto a lo que se me pregunta, replicó.

El asesor jurídico del Real Madrid y la Federación Española, por su trabajo, conoce perfectamente la jurisdicción deportiva actual y, sobre todo, la del fútbol. "El fútbol español", según Jesús Samper, "necesita una nueva estructura y reforma jurídica y, sobre todo, en las nuevas orientaciones que se han de producir con la necesaria y obligada separación del profesionalismo y aficionado".

Maraña de disposiciones

Jesús Samper reconoció que "no existe dernasiada legislación deportiva en España. Tampoco se puede decir que es incompleta ni hay un vacío jurídico en este campo. Hay una maraña de disposiciones. Las normas jurídico deportivas van por libre. Cada Ministerio se saca sus normas sin tener en cuenta las de los demás. Existen por ejemplo, una serie de impuestos que convierten casi en inviable la existencia de los clubes. Debe implantarse cuanto antes la separación del fútbol profesional, y que sus asuntos sean tratados y planteados por los propios clubes. Sólo puede haber una idea: si quieren defender sus intereses, tienen que unirse".En este sentido existe una clara oposición entre Jesús Samper y Pablo Porta. "El presidente de la Federación Española", según el primero de ellos, "no quiere la asociación de clubes. Considera que no está asentada en la mentalidad de los dirigentes. De todos modos, la asociación, para llevarse a cabo, tiene que ser muy seria, y sus dirigentes deben olvidarse de las rencillas"

La "loapa" deportiva

Jesús Samper estima que "los principales problemas de la jurisdicción deportiva estriban en el desconocimiento que los legisladores tienen del fútbol. El caso más flagrante de este desconocimiento está en la regulación de la llamada loapa deportiva. El legislador que elaboró esta ley desconoce lo que es un partido de fútbol. El mal de este asunto está en que quienes hacen las normas, se olvidan de consultar a los hombres del fútbol. Primero publican las normas; después las imponen, y lógicamente tienen que surgir las quejas"."El fútbol necesita una nueva ordenación legal", concluyó Jesús Samper, "que de verdad organice todo el aspecto jurídico general y especial, fiscal y laboral, pero con la necesaria interrelación".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS