Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blas Piñar anunció anoche la disolución de Fuerza Nueva como partido político

Blas Piñar anunció ayer la disolución de Fuerza Nueva (FN) como partido político en el transcurso de una cena celebrada anoche en un restaurante de Madrid. Afirmó ante el millar de personas que acudieron al acto que los dirigentes de FN, tras analizar los resultados de las últimas elecciones legislativas, decidieron, después de varias reuniones, disolver el movimiento político.

En el transcurso de la cena Blas Piñar pronunció un discurso en el que afirmó que la Iglesia, las Fuerzas Armadas, los empresarios y el Magisterio habían dejado sola a Fuerza Nueva. "Hoy nos duele España más que nunca", afirmó, "nos duele hasta la intimidad. Y yo me pregunto: qué mal te hemos hecho, España; en qué te hemos ofendido para que nos respondas así. Ahora los hombres fieles de Fuerza Nueva estamos solos, aunque nuestra soledad sea la de los escogidos. Estamos absolutamente solos porque nos ha abandonado la Iglesia, nuestra madre, a la que tanto hemos defendido".Al aludir en su discurso a las Fuerzas Armadas, según informa Europa Press, Piñar comentó: "Nos han dejado solos pese a que hemos predicado sus virtudes, y lo han hecho porque al criterio de honestidad le pudo el del interés". Respecto a los empresarios Blas Piñar señaló: "Nos han dejado solos aunque Fuerza Nueva siempre defendió la necesidad de la iniciativa privada".

Piñar añadió que Fuerza Nueva nació como un movimiento ideológico y tuvo que adoptar el revestimiento de partido "porque así se lo exigía el sistema liberal para combatir en el juego. Pues bien, el partido se ha acabado para siempre en Fuerza Nueva". "De lo contrario", prosiguió, "seríamos un foco de atención para los socialistas, que tantas veces han pedido nuestra ilegalización. Si siguiéramos como partido, seríamos el comodín en el que se ampararían siempre que quisieran verter si animosidad contra la extrema derecha, trama civil de un supuesto golpismo".

Según el líder del partido extinguido anoche, a Fuerza Nueva no la ha derrotado el socialismo "sino Alianza Popular, que ha ido urgando en el interés de los espíritus burgueses de algunos, sembrando bulos y pidiendo el voto útil". "Los que han desaparecido de nuestras filas han sido los cobardes", agregó, "los miedosos, y hemos de aprovechar esta poda para convocar otra vez a quienes no se sientan derrotados, pero hemos de hacerlo por otro camino, porque el de partido no nos sirve".

Minutos después de la una de la madrugada de hoy Fuerza Nueva difundió un comunicado en el que anuncia su extinción "comprobada la imposibilidad de cumplir los fines que Fuerza Nueva se propuso como partido político". La nota indica también que la decisión adoptada por el consejo político del partido "ha sido consecuencia de la falta de apoyo moral y material por parte de instituciones básicas de la comunidad y la incomprensión de quienes ideológicamente entendíamos que estaban obligados a permanecer más cerca de nosotros".

Fuerza Nueva nació en 1966 como fundación cultural y se inscribió como partido político diez años después. En las elecciones de 1979 obtuvo cerca de 380.000 votos y un escaño para su líder, Blas Piñar, pero en las del pasado 28 de octubre su número de votantes descendió a 100.000 y Piñar no logró escaño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de noviembre de 1982

Más información

  • El líder ultraderechista afirmó que habían sido abandonados por la Iglesia y el Ejército