Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

'Jueces y ciudadanos'

En base del bagaje de experiencias acumuladas durante 33 años de ejercicio libre e independiente, de la profesión de abogado, completados por casi dos en la función de juzgar, puedo oponer al editorial de ese periódico del miércoles día 17, en la confianza de que nadie puede rectificarme con datos suficientes en la mano, que la mentalidad conservadora o progresista (de todo hay, como en cualquier colectivo) que puedan tener algunas de las personas que componen la judicatura (no diferenciables en sectores de la misma, como afirma el editorial), carece de significación suficiente para desviar el cumplimiento de la ley y para fundamentar con solidez las afirmaciones de que no saben guardarla y de que incumplen sus funciones como mero servicio público.Sería tonto negar que en el estamento judicial, en todos los niveles, como en cualquier colectivo público o privado, hay personas cuyo talante ptlede dar base a pensar a quienes les tratan de que están ante portadores de la verdad, pero, en ese afán de dar a cada,uno lo suyo que dice defender EL PAIS, no pueden mantenerse con evidencia aquellas afirmaciones, de las que sólo cabe esperar como fruto no una inayor comprensión entre jueces y,riudadanos y sí una contraposición de éstos a aquéllos. ¡Lamentable servicio a la convivencia!

También debo manifestar, en aras de la sinceridad, mi coincijdencia con otros aspectos del editorial; siquiera. con cierta suspicacia, podría afumarse de él que en su conjunto ,io resalta precisamente un verdadero espíritu constructivo. / magistrado del Tribunal Supremo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de noviembre de 1982