Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Relevo en el Kremlin

La CSCE rinde homenaje al dirigente desaparecido

"Leónidas Breznev fue un sincero amigo de Polonia y un protector del pueblo polaco". Con estas palabras se refirió ayer al primer mandatario soviético desaparecido Jozef Wiejacz, embajador de Varsovia en la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa (CSCE), en una sesión plenaria de duelo por la muerte de Breznev.España, como país anfitrión, dedicó unas palabras de homenaje "a uno de los padres de la distensión", y su delegado jefe, Juan Luis Pan de Soraluce, expresó su confianza en que las ideas de coexistencia que preconizó Breznev "no mueran con él".

El embajador norteamericano, Max Kampelman, habló en nombre de "algunos Estados occidentales" para expresar su pésame por el fallecimiento de Breznev, quien, "dejando a un lado su ideología, marcó una época". El delegado norteamericano ratificó la terminología utilizada por el presidente Ronald Reagan en su mensaje de pésame a las autoridades soviéticas sobre la confianza de EE UU en la continuación de las relaciones entre las dos superpotencias.

El embajador polaco fue el encargado de expresar sus condolencias en nombre de los países del Pacto de Varsovia representados en la reunión de Madrid, insistiendo en el espíritu de distensión que caractizó la etapa de Leónidas Breznev.

Dinamarca expresó su pésame en nombre de los países de la Comunidad Económica Europea (CEE), y Suiza, en representación de los países neutrales, quien fue el único que tocó algo especifico de la los debates de la CSCE como es la conferencia de desarme europeo.

Finalmente, el delegado soviético agradeció "profundamente" los sentimientos de pésame de los delegados y destacó que todos compartieran el "dolor del pueblo soviético".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de noviembre de 1982