Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herri Batasuna valora las elecciones como su "asentamiento definitivo"

El "asentamiento definitivo de Herri Batasuna" es para los dirigentes de esta coalición la conclusión fundamental que cabe extraer de las elecciones que el pasado día 28 dieron el triunfo al partido encabezado por Felipe González. Ese asentamiento "no sólo refuerza a HB, sino a ETA", ya que "no deben caber dudas respecto a que el voto HB es el voto a ETA", según indicó ayer, en el curso de una conferencia de Prensa, el miembro de la mesa nacional de HB, Jon Idígoras. La coalición radical mantiene, por otra parte, su "oferta de mediación de cara a una negociación entre el Gobierno central y ETA".La interpretación de los resultados del 28-O como un éxito de HB la fundamentaron los dirigentes abertzales en el hecho de que, "pese al carácter antidemocrático de estas elecciones, a la campaña represiva, a la discriminación por parte de TVE y otros medios y a la innoble campaña del PNV contra nosotros, hemos obtenido casi 40.000 votos más que en la última confrontación electoral".

El hecho de que, pese a tal ascenso, Herri Batasuna haya pasado del segundo al tercer puesto en el conjunto de la comunidad autónoma, y que su porcentaje respecto al total de votos emitidos haya descendido del 16,5% al 14,8%, fue interpretado por Idígoras como "el resultado de la fluctuación del voto útil, que esta vez ha favorecido al PSOE, pero mañana puede favorecer a UCD o a cualquier otra fuerza". Por lo demás, "HB no es una fuerza exclusivamente institucional, por lo que tan importante o más que las cifras es la decantación del voto militante hacia Herri Batasuna que se ha producido".

Esa decantación no es "hacia una alternativa de Gobierno concreta, sino hacia una alternativa de normalización".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de noviembre de 1982

Más información

  • "No cabe duda de que el voto HB lo es también a ETA", afirma Jon Idígoras