El 28 de octubre, elecciones legislativas

Felipe González dice que habrá ministros socialistas catalanes

Habrá ministros socialistas catalanes. Cataluña estará representada en Madrid, no sólo en el Congreso de los Diputados y en el Senado, sino también con ministros socialistas catalanes. Así lo afirmó en Barcelona, ante más de 50.000 personas, el secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Felipe González, durante el acto de clausura de la campaña electoral del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), en el que ofreció llenar de competencias la autonomía catalana. En sus mítines de Soria, Huesca y Zaragoza, el dirigente socialista afirmo que ,,sólo el Estado está legitimado para el empleo de la fuerza. Quienes desde posiciones golpistas o terroristas traten de utilizarla contra el Estado, se encontrarán con un Gobierno socialista que hará cumplir la Constitución y la ley".Felipe González dijo que "necesitamos a Cataluña para España entera. Estamos dispuestos a ofrecer un proyecto para llenar de competencias la autonomía catalana y las otras. Pero la oferta la hago aquí, en Cataluña", informa José Antich. Se preguntó a sí mismo cuál era el techo, para contestar que vendría dado "por la capacidad que tenga la Administración catalana para subir esas competencias".

Anunció que, de ganar las elecciones, estaba dispuesto a llamar al presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, para ofrecerle un plan concreto de lucha contra el paro en Cataluña. Igual oferta piensa hacer a los presidentes del resto de las comunidades autonómicas, según explicó a continuación.

Combatir la trama golpista

Antes de llegar a Barcelona, Felipe González protagonizó masivos actos electorales en Soria, Huesca y Zaragoza. En esta última ciudad, informa Bonifacio de la Cuadra, llenó la plaza de toros e insistió en su voluntad de combatir seriamente la trama golpista, con la ley en la mano, "no sólo por convicción política, sino también por instinto de conservación, más que del PSOE, del 95%. de españoles que queremos vivir en libertad frente al 5% de quienes asesinan en Guecho o de quienes preparan la toma de Madrid en lugar de su defensa". "¡Son cuatro gatos, en comparación con la inmensa mayoría de los españoles!", gritó el líder socialista entre el entusiasmo general.

El líder socialista ha explicado en sus últimos mítines su presencia en el País Valenciano, Murcia y Albacete, por razones de solidaridad con unas gentes que han perdido seres queridos y bienes materiales. "Yo no soy capaz de llegar al Gobierno Civil, convocar una conferencia de Prensa e irme. Yo he querido ejercer no la compasión, sino el padecer con, que dice la Biblia".

Sobre las especulaciones que este viaje ha producido en la opinión pública, tanto respecto a la amenaza de golpe inminente, como a su propia seguridad personal, las atribuyó a la campaña de intoxicación que continuará hasta las elecciones y que pone nerviosas a algunas personas de buena fe, entre ellas a uno de los responsables de seguridad del PSOE. Negó que hubiera estado en Madrid en los últimos días o que hubiera mantenido una conversación telefónica con el Rey desde Bilbao en la noche del 20 al 21, en que decidió viajar a Valencia, aunque sí con el palacio de la Zarzuela, desde San Sebastián, el martes, día 19.

Preguntado sobre el sondeo publicado el jueves por EL PAIS, afirmó que los resultados "coinciden bastante con los nuestros". Añadió que la publicación de este sondeo no beneficia electoralmente al PSOE pero que, tratándose de trabajos realizados con rigor, deben tenerse en cuenta, "porque lo primero que hay que hacer es tomarse en serio nuestro propio país". Manifestó que si se confirma el alto número de escaños atribuidos al PSOE, este hecho no servirá de pretexto para acentuar la política de transformaciones que figura en el programa socialista ni limitará la capacidad de consenso.

En relación con la composición del Gabinete socialista, Felipe González no confirmó ni desmintió los nombres adelantados por EL PAIS el viernes, especialmente el de Miguel Boyer como responsable de Economía, del que se limitó a decir: "Ya habéis hecho ministro a Boyer". Este periódico pudo saber de fuentes socialistas madrileñas de toda solvencia, que un candidato bastante seguro para la difícil cartera de Defensa es Félix Pons, diputado por Baleares en la anterior legislatura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 23 de octubre de 1982.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50