Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevo relevo en el 'ranking' de la banca

Banco Central ha vuelto a colocarse en el primer puesto en el ranking de captación de pasivo a la luz de los datos correspondientes al mes de septiembre. Segun estos datos el Central tiene 1,35 billones de pesetas en depósitos, seguido de Banesto con un 1,34; el Banco Hispano ocupa el tercer lugar con 1,10 y a continuación siguen Bilbao -941.000 millones de pesetas-, Vizcaya -724.000-, Santander -710.000- y Popular, con 493.000 millones de pesetas en depósitos.La pugna por el primer puesto va a continuar de tal forma que en medios financieros se señala que "hay dos primeros" ya que las posiciones pueden seguir oscilando continuamente entre Banesto y Central. La media de crecimiento del pasivo entre los siete grandes en los doce últimos meses es del 23,66%, ocho puntos por encima de la inflación en el mismo período, y se debe de forma principal a la influencia en el crecimiento de los pasivos en el exterior; el Banco Central es el que tiene una tasa mayor de crecimiento de depósitos en el último año (35,22%), seguido de Banesto (24,79%) y a mayor distancia por los otros cinco grandes bancos.

Políticas diferentes

Los responsables de los grandes bancos siguen en esto, como en otras muchas cosas, políticas muy diferentes. Así, mientras que Central y Banesto tratan de obtener las mayores tasas de crecimiento posibles, otros se han decidido por una actuacion más conservadora pero menos costosa. La incorporación al banco matriz de aquellos que son adquiridos en terceros países es una de las fórmulas utilizadas para crecer más deprisa. Otra de ellas pasa por la recomendacion a todos los responsables operativos de obtener mayores depósitos en el interior, aunque tengan un precio más caro.En este sentido, medios financieros señalan que los dirigentes de Banesto mantuvieron una reunión en Estepona en la que se decidió que el objetivo básico en estos momentos era el crecimiento del pasivo "a cualquier precio". Los resultados de esta decisión parecen no habérse hecho esperar y en agosto, Banesto tuvo un crecimiento de sus depósitos en pesetas de 15.000 millones hasta alcanzar 1,168 billones de pesetas, mientras que en el resto de los siete grandes sólo el Hispano y el Santander crecieron, 5.000 y 7.000 millones respectivamente, y los cuatro restantes bajaban en una cifra comprendida entre 4.000 y 7.000 millones de pesetas.

Esta reducción en el crecimiento del pasivo en pesetas en algunos de los grandes bancos es la consecuencia de haberse decidido no remunerar a éste por encima de un tope que, en el caso de algún banco en concreto se ha fijado en el 13% sea cual sea la cantidad que se quiera colocar.

Ello no quiere decir, por otro lado, que ese potencial cliente se pierda sino que se le trata de convencer para que coloque esos fondos a tipos de interés más elevados en algún otro banco del mismo grupo. De esta forma el banco principal reduce sus costes de pasivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de octubre de 1982