Democristianos y liberales presentan a Kohl para ocupar la cancillería de Bonn

El líder del Partido Cristiano Demócrata de la República Federal de Alemania, Helmut Kohl, confirmó ayer su intención de presentar una moción de censura constructiva contra el Gobierno del canciller socialdemócrata Helmut Schmidt. Kohl cuenta con el voto favorable de los diputados democristianos (226) y de 34 de los 54 diputados liberales, once votos más de los que necesita para sustituir a Schmidt.

La moción de censura será discutida el próximo viernes por el Parlamento de la República Federal de Alemania (Bundestag), poniendo fin a la crisis política abierta el pasado 17 de septiembre con la dimisión de los cuatro ministros liberales del Gabinete de Schmidt y la ruptura de la coalición social-liberal.Con la mayoría democristiana (CDU/CSU), 226 diputados, más los 34 votos liberales, es más que suficiente para que Kohl alcance la cifra de 249 votos necesarios para ser elegido como canciller de un Gobierno de coalición democristiano-liberal.

Ambos partidos se pusieron de acuerdo en la madrugada de ayer sobre un programa común de Gobierno que prevé subidas de impuestos, drásticos recortes presupuestarios e incentivos a las empresas para relanzar las inversiones y poner fin al estancamiento económico de la RFA, responsable del aumento del paro que afecta a cerca de dos millones de personas.

El canciller Helmut Schmidt anunció ayer que tomaría la palabra en la sesión parlamentaria del próximo viernes para presentar su programa de oposición, con lo que confirma su resignación a abandonar el poder.

El Partido Liberal sufrió el pasado domingo, en las elecciones del Estado de Hesse, una derrota histórica que le privó de escaños en ese Parlamento regional y puso en peligro el apoyo liberal a la moción de censura democristiana. Los liberales se encuentran divididos en dos bloques y dieciocho diputados, que entienden que el cambio de coalición ha dañado la imagen del partido, han votado en contra del programa común con el partido de Helmut Kohi.

El Partido Socialdemócrata ha exigido, desde el inicio de la crisis, la celebración de elecciones legislativas anticipadas, que habrían supuesto probablemente la desaparición de los liberales del Bundestag ya que, según todas las encuestas, no habría alcanzado el 5% necesario para obtener escaños.

Página 2

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS