Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El 28 de octubre, elecciones generales

El PSOE establecerá la jubilacion a los 64 años y las 40 horas semanales

La reducción de la edad mínima de jubilación a los 64 años (y progresivamente hasta los sesenta), la ampliación de los períodos de percepción del subsidio de desempleo, la constitución de un fondo de maniobra para la creación de empleo y el mantenimiento del poder adquisitivo en 1983 son algunas de las medidas incluidas en el "programa de reformas frente al paro y la crisis" de UGT, que han sido asumidas por el PSOE tras la reunión que mantuvieron ayer miembros de la ejecutiva de la central con los responsables del área económica del partido y Felipe González. "Estas medidas estaban formalmente asumidas por el Gobierno desde 1979; tan sólo se han de llevar a la práctica", declaró Felipe González.

El contenido del programa de UGT, que se hizo público la semana pasada, fue valorado aparentemente con cierto escepticismo por la ejecutiva del PSOE, algunos de cuyos miembros consideraron entonces una buena parte de las medidas allí recogidas como "poco asumibles" por un eventual Gobierno socialista. Sin embargo, al término de la reunión que ayer mantuvieron los responsables del área económica del partido y Felipe González con una representación de la ejecutiva de UGT, integrada, entre otros, por Manuel Chaves y Nicolás Redondo, este último manifestó que el PSOE se ha comprometido a asumir y defender en su programa y campaña electoral la mayor parte de las medidas incluidas en su programa.A la hora de concretar algunas de ellas cabe decir que el PSOE ha asumido la jubilación a los 64 años, con carácter inmediato, con un compromiso de rebajar seis meses por año la edad de jubilación hasta situarla en los sesenta años. Este último extremo ha de ser objeto de negociación colectiva, así como la posible ampliación del período de vacaciones a cinco semanas.

El PSOE ha aceptado también la propuesta de fijar la jornada máxima legal de cuarenta horas semanales con carácter inmediato y la ampliación de los períodos de percepción del subsidio de desempleo. En lo que hace a la prestación básica se aumentarían los períodos mínimo (de tres a seis meses) y, el máximo (de dieciocho a veinticuatro). Se prevé un subsidio complementario hasta un máximo de veinticuatro meses para todos los cabezas de familia y para los mayores de 55 años, con el fin de enganchar a estos últimos en la jubilación a los sesenta años.

La aceptación por parte del PSOE de las medidas planteadas por UGT significará, según manifestó ayer Nicolás Redondo, el apoyo decidido de esta central al programa del PSOE.

"Una política rigurosa"

El secretario general del PSOE, Felípe C'ronzález, al hacer una primera valoración sobre las medidas contra el paro y la crisis, planteadas por UGT y asumidas en la política económica de un eventual Gobierno socialista manifestó a los informadores, al término de la reunión, que aquéllas, si se analiza el contenido de la negociación colectiva del último año y los compromisos de política social del Gobiemo desde 1979, están contenidas y asumidas, "aunque no puestas en práctica".

"Queremos ser rigurosos", añadió González, "y no hacer una política que se salga de las calzas. La financiación de todas esas medidas contra el paro y la crisis depende de lo que nos encontremos debajo de la alfombra; es decir, de que las cuentas reales se correspondan con las oficiales. Si no, habrá que hacer un esfuerzo suplementario de financiación".

A este respecto, indicó Felipe González que eI PSOE está convencido de que si se empleara con rigor la política impositiva, no existirían bolsas de fraude ni el déficit que ahora sufre la economía española. Insistió el secretario general del PSOE en que si su partido llega a gobernar pondrá especial initerés en una política de incremerito de empleo y lucha contra el paro. "Esa política es sólo posiblc, si se mantiene la competitividact del sistema".

Con respecto a la habilitación de un fondo de maniobra para la creación de empleo, Felipe González recordó que ya en el debate presupuestario de 1981 el PSOE solicitó del Gobierno la concreción de un fondo operativo de 150.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de septiembre de 1982