Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El 28 de octubre, elecciones generales

El líder de AP, exultante tras la firma de la coalición de la derecha

"El 28 de octubre por la noche no va a haber champaña suficiente para festejar el triunfo de Alianza Popular", dijo ayer un exultante Manuel Fraga al concluir la firma de la coalición de la derecha, integrada por la propia AP, el Partido Demócrata Popular, de Oscar Alzaga -que se define como centrista-, el Partido Aragonés Regionalista, la Unión Valenciana y la Unión del Pueblo Navarro.Tras un prolongado abrazo con Fraga, en presencia de un centenar de militantes de AP-PDP, Oscar Alzaga lamentó una vez más no haber podido englobar a UCD en la coalición: "UCD ha elegido la vía del afianzamiento por los mítines, y no buscando convergencias", dijo, en una clara alusión a la convención ucedista y a la intervención de Landelino Lavilla en la misma. El PDP, que el pasado fin de semana recibía la incorporación del hasta entonces ministro de Agricultura, José Luis Alvarez, dio ayer de alta al senador por Palencia Guerra Zunzunegui.

"UCD alega pretendidas diferencias radicales -e inexplicadas- para no haberse sentado siquiera a la mesa de las negociaciones. Pero, si las diferencias hubiesen sido tan radicales, no podría suscribirse un pacto en el País Vasco. ¿Por qué lo que es posible en el País Vasco no lo es unos kilómetros más allá", dijo Alzaga. El pacto UCD-AP-PDP-PDL en las tres provincias vascas se firmará probablemente hoy, con Julen Guimón (PDP) como cabeza de lista por Vizcaya y Marcelino Orej a, por Alava, mientras un militante de AP lo será por Guipúzcoa.

Alzaga informó que uno de los términos del acuerdo suscrito con Fraga supone la posibilidad de que el PDP mantenga un subgrupo parlamentario propio, con ciertas competencias específicas y su propio portavoz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de septiembre de 1982