Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El 28 de octubre, elecciones generales

La coalición con Fraga deja a salvo la independencia del PDP, según Jose Luis Alvarez

"El hecho de que el Partido Demócrata Popular forme una coalición con Alianza Popular no significa que vaya a desaparecer, ni que se vaya a dar una fusión entre ambos", dijo ayer en una conferencia de Prensa Jose Luis Alvarez, hasta el pasado domingo ministro de Agricultura y militante de UCD y, desde entonces, aspirante a integrarse en el PDP de Oscar Alzaga

Aunque aún no es militante del PDP -tal formalidad se realizará probablemente hoy-, Alvarez no ahorró elogios a esta formación política, y dijo que tiene vocación de permanencia:, "porque tiene homologación internacional". Insistió en que este partido no seríafagocitado por Manuel Fraga. En este sentido, el ex ministro se mostró visiblemente molesto por un titular periodístico que afirmaba: "Alvarez se echó en brazos de Fraga". Dejó entender que el PDP mantendrá una cierta independencia de programa respecto del de AP. En concreto, se manifestó partidario del respeto escrupuloso al texto constitucional, contra lo afirmado en este sentido por algunos líderes del partido fraguista.Alvarez realizó una larga introducción para justificar su abandono del partido en el Gobierno y su pase a la coalición que liderará Manuel Fraga. "Sigo siendo un hombre de centro, y si me muevo de UCD es para pasar a un partido que tiene características de centro", dijo. Pero tambíén afirmó que "el centro tiene que ser una oferta electoral distinta y adversaria de la propuesta socialista, y tiene que tener el deseo de ganar, no la resignación de perder".

En la necesidad de combatir con posibilidades de éxito una hipotética mayoría absoluta para el PSOE basó Alvarez la mayor parte de sus argumentos para explicar su salida de UCD. El ex ministro de Agricultura no olvidé citar el ejemplo de la Francia de Mitterrand, para apoyar su tesis de que el socialismo no es bueno para los tiempos de crisis económica. También dijo que unos malos resultados para UCD el 28 de octubre podrían significar la desaparición del centro y un mayor riesgo de bipolarización política, "si no hubiese exístido el PDP, que puede quedar como el verdadero partido de centro, porque tiene una fácil homologación internacional con el Partido Popular Europeo".

Al insistir sobre este tema, consideró que un partido de centro tiene un modelo de sociedad diferente al de los socialistas, mientras que "las soluciones de un partido de centro son distintas, pero no opuestas, a las que predica la derecha".

Negó tajantemente que se le haya ofrecido cualquier puesto en cualquier lista electoral. Desmintió así los rumores que apuntaban que desde la coalición fraguista se le habría tentado con el puesto número tres por Madrid. También negó que haya propuesto a sus colaboradores más directos que sigan sus pasos y abandonen UCD. "La mía es una actuación no egoista e incómoda", dijo, repitiendo en varias ocasiones lo incómodo de su decisión. Finalmente, rechazó las acusaciones recientemente lanzadas desde algunos sectores gubernamentales, en el sentido de que en las últimas semanas había intensificado su actuación en el Ministerio de Agricultura, para capitalizar hacia su nuevo partido las rentas de esta actuación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de septiembre de 1982