Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El 28 de octubre, elecciones generales

UCD ha perdido a otro de sus 'padres'

Con José Luis Alvarez, UCD ha perdido a otro de sus padres. No cabe desconocer la importancia, siquiera simbólica, que tiene para el partido en el Gobierno la salida del hombre que impulsó la creación, en 1977, del Partido Popular (PP), auténtico embrión del centro.Como secretario general del PP -un partido que, según dice Alvarez, contaba con un programa muy semejante al que hoy ofrece el PDP-, y como uno de los gerentes de la campaña de UCD en 1977, José Luis Alvarez fue fiel a su papel de motor en la sombra. El fue quien se encargó de buscar un promotor de créditos -Alvaro Alonso Castrillo-, quien se encargó de las primeras vallas de propaganda, y de mon tar los primeros locales del partido entonces lanzado por Suárez.

Después, Alvarez comenzó a volar por su cuenta: ya en el 'primer congreso de UCD, su intervención, que miembros del ala progresista del partido consideraron "insultante" para ellos, marcó el comienzo del distanciamiento. Un distanciamiento que ya era claro cuando, en octubre de 1978, a pocos meses de unas elecciones generales, Alvarez declaraba: "No es bueno que prosigan los ataques mutuos entre AP y UCD; hay que sumar fuerzas, y no disgregarlas".

No faltaba quien atribuía a Alvarez, especialmente a raíz de su derrota en las elecciones para la alcaldía madrileña, pretensiones de alternatiya en la jefatura del partido.

Ahora, José Luis Alvarez, 51 años, notario de Madrid desde los 28, ha consumado la vieja aspiracion de acercamiento a Ma.nuel Fraga, su compañero en Fedisa y a otros viejos amigos políticos desde los tiempos de Tácito y el Partido Popular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de septiembre de 1982