CATALUÑA

Condecorado a título póstumo el suboficial muerto en un incendio

El funeral por el subteniente del Ejército de Tierra, Rafael de Aguilar Cordero, muerto a consecuencia de la intoxicación sufrida mientras colaboraba en la extinción del incendio de Begas, tuvo lugar ayer en la capilla del Hospital Militar de Barcelona.El Ministerio del Interior ha concedido, a título póstumo, al militar fallecido la medalla de oro al mérito de la protección civil. Mientras tanto todos los incendios habidos en Cataluña están extinguidos o controlados, aunque se mantiene en todos ellos un retén del cuerpo de bomberos.

A las 9.30 horas de ayer tuvo lugar un funeral por el subteniente del Ejército, Rafael de Aguilar. Al acto, que se celebró en la capilla del Hospital Militar de Barcelona, asistieron el capitán general de la IV Región Militar, José Sáenz de Santa María, el presidente de la Generalidad de Cataluña, Jordi Pujol, acompañados de otras personalidades. El cuerpo de Rafael de Aguilar ha sido trasladado a Monzón (Huesca) donde recibirá sepultura.

La situación de los incendios parece totalmente controlada, aunque el servicio de extinción mantiene todos los coches y hombres disponibles en situación de retén en los lugares incendiados. En la tarde de ayer aún quedaban rescoldos por apagar en Cardona, localidad cercana a Manresa, y Sant Jaume de Frontanyá, en la comarca del Bergadá.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS