Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El Mundial de la subcultura

No agrada a los profesionales de la música convertirnos en la voz disonante de la fiesta futbolística que vive gran parte de España con motivo del Mundial de Fútbol 1982, pero no podemos permanecer callados cuando el Mundial Cultural, elaborado por Raimundo Saporta y su equipo, con la colaboración de otros organismos oficiales, es de hecho un auténtico atropello a la profesión musical española.El presidente de nuestro Comité Nacional ya se ha visto obligado a denunciar ante la ministra de Cultura, Raimundo Saporta y Rafael Escuredo (presidente de la Junta de Andalucía) las representaciones del Ballet Nacional Español -dirigido por Antonio, en la plaza de España de Sevilla, el día 11 de junio en curso- con cinta magnetofónica, suprimiento la obligada presencia viva de los profesores de orquesta, degradando así la fina sensibilidad del pueblo andaluz.

Ahora el Comité Provincial del SPME se ve precisado, ante el cúmulo de desaciertos e improvisaciones y ante una política que practica el silencio administrativo, protagonizada, por la ministra de Cultura y Raimundo Saporta, entre otros, a denunciar ante la opinión pública:

1. Las representaciones del Ballet Nacional y del Ballet Clásico Nacional, dirigido por Víctor Ullate, que fue retransmitido en diferido por Televisión Española con cinta magnetofónica, comprometiendo nuestro prestigio cultural español fuera de las fronteras mediante un exponente de falsa cultura degradatoria del gusto del público, sometiendo a las obras a la hibernación y al mundo de las computadoras, y eso ante millones de espectadores de todo el mundo.

2. Es bochornoso que los avances tecnológicos estén siendo mal utilizados día a día en este para nosotros Mundial de la subcultura 82, del que se destierra por un equipo de ineptos, musicalmente hablando, a los profesionales de la música, y como datos:

a) La vergüenza de tener a don Juan Carlos, el Rey, esperando a que los servicios de megafonía encontraran la casete del himno de Honduras.

b) Los fallos reiterados, sin poner remedio, en el tema de los himnos de las selecciones, en los casos de URSS-Escocia, Francia-Checoslovaquia y el himno de, Yugoslavia, y la diana de la incompetencia, poniendo en antena en su lugar los himnos de Suecia y de Dinamarca. / presidente del Comité Provincial del Sindicato Profesional de Músicos Españoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de julio de 1982