Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Repercusiones de las elecciones andaluzas

La dirección del PCE cree que se está polarizando el voto entre AP y PSOE

La dirección del Partido Comunista de España (PCE) ha llegado al convencimiento, tras analizar los resultados de las elecciones al Parlamento andaluz, de que el voto se está polarizando entre Alianza Popular y el Partido Socialista Obrero Español, y que la ausencia de una opción de centro progresista es muy negativa para la estabilidad democrática. Por esta razón, el PCE aputesta claramente por una UCD capitaneada por el ex presidente Adolfo Suárez, al que han ofrecido su colaboración, como única manera de evitar tanto la operación de la gran derecha como la tenaza, que ellos tanto temen, entre AP y PSOE."Nos preocupa profundamente que Unión de Centro Democrático pueda romperse", manifestó ayer a este periódico el secretario del grupo parlamentario comunista, Enrique Curiel, "y nos preocupa tanto más el propósito de la derecha de decapitar al centrismo progresista, no sólo porque es desestabilizador para la democracia y muy negativo para los sectores sociales menos favorecidos económicamente, sino también porque ello supondría la marginación del PCE".

Tras las elecciones andaluzas, los comunistas están intentando aglutinar a todas las fuerzas políticas progresistas para evitar la formación de la gran derecha.

Para analizar más a fondo las causas de esta derrota se ha convocado para mañana, jueves, una reunión del Comité ejecutivo con la dirección del Partido Comunista de Andalucía. Inmediatamente después será convocada otra reunión del comité central. En ambas ocasiones el PCE va a realizar una "autocrítica serena, con la cabeza muy fría, sobre la actuación nuestra en Andalucía".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de mayo de 1982