Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NAVARRA

Tres trabajadores muertos por un tren cuando realizaban reparaciones en una vía

Tres personas resultaron muertas al ser arrolladas hacia las 10.00 horas de ayer, a la altura de la estación que Renfe tiene en Izurdiaga (Navarra) por el tren tranvía que se dirigía de Pamplona a Alsasua. Los fallecidos se encontraban realizando trabajos de reparación en la citada estación de Izurdiaga, distante unos veinte kilómetros de Pamplona.

Las tres personas fallecidas son trabajadores eventuales contratados por Renfe para la realización de obras de reparación de vías. Concretamente ayer, estaban apretando tornillos.Estas tres personas son vecinos de la población riojana de Rincón de Soto, y todos los días, desde esta localidad, unos veinte trabajadores se desplazan a primeras horas de la madrugada en autobús para efectuar estos trabajos para Renfe.

Hasta el momento se desconocen las causas por las cuales se produjo este suceso, y se desconoce también si los trabajos que se llevaban a cabo contaban con las pertinentes medidas de señalización. El delegado de Renfe en Navarra, nada más tener conocimiento del hecho se trasladó al lugar del suceso, para conocer in situ como se había producido este accidente.

El tren que arrolló a estas tres personas, es el tren tranvía número 6.665 y había salido de Pamplona en dirección a Alsasua, a las 9.02 minutos. Se dirige a Alsasua donde los viajeros enlazan con trenes cuyo destino final es Madrid, Valencia, Galicia y Salamanca. Tras producirse este arrollamiento el tren se detuvo a unos trescientos metros del lugar del suceso, y estuvo detenido en la vía durante bastante tiempo.

Las tres personas fallecidas ayer en Izurdiaga, al ser arrolladas por un tren-tranvía son José Sada de 51 años, Jesús Medrano de 52 v Luis Mendizábal de 48. Los tres estaban casados y tenían dos hijos cada uno de ellos. Estas tres personas son naturales y residentes en Rincón de Soto (La Rioja). El funeral de córpore insepulto tendrá lugar hoy, martes, en la iglesia parroquial de esta localidad riojana.

Los fallecidos se encontraban trabajando en una máquina embridadora de motor cuando fueron arrollados por el tren. El convoy arrolló a la máquina en que se encontraban los trabajadores y la arrastró varias decenas de metros. Los cuerpos quedaron destrozados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de mayo de 1982