Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Incidentes en Pamplona y San Sebastian

Efectivos de la Policía Nacional disolvieron ayer al mediodía en Pamplona la manifestación que había sido convocada por el sindicato abertzale LAB (Languile Abertzalen Batzordeak, Comisiones de Trabajadores Patriotas) y que contaba con el apoyo de los delegados de los comités de empresa, la coordinadora de empresas Izquierda Sindical y comités de parados, a consecuencia de lo cual, al menos seis personas fueron atendidas en los centros sanitarios con heridas de distinta consideración. No se practicó ninguna detención, aun que una persona fue retenida hasta que se procedió a su identificación, informa Carmelo C. Ridruejo.

La carga de la Policía Nacional para disolver la manifestación se realizó hacia las 12.15 del mediodía de ayer en el paseo Sarasate (en pleno centro de Pamplona), cuando los manifestantes, en número de unos 2.000, entonaban puño en alto La Internacional. La Policía Nacional disolvió la manifestación porque, según fuentes policiales, se profirieron gritos que no estaban autorizados y se portaban pancartas que tampoco contaban con la oportuna autorización.

La manifestación convocada por el sindicato LAB partió desde el paseo de la Taconera a las 10.05 horas. Una vez finalizada, grupos reducidos de personas increparon a la Policía Nacional por el casco viejo de Pamplona, siendo disueltos por ésta. Los enfrentamientos continuaron hasta bien entrada la tarde.

A la misma hora que la manifestación disuelta, unas doscientas personas se manifestaron siguiendo la convocatoria real izada por CC OO.

En San Sebastián, la manifestación obrera no llegó a cubrir más que la mitad del recorrido previsto, ya que grupos encuadrados en el bloque del sindicato de izquierda radical LAB interceptaron el paso del resto de la manifestación que optó, finalmente, por disolverse. El hecho se produjo ante el edificio del Gobierno Civil y motivó el cruce de insultos y algunos conatos de enfrentamientos físicos, informa José Luis Barbería.

Un fotógrafo del periódico Tribuna vasca fue golpeado por uno de los componentes del grupo radical. Una decena de policías nacionales fue apedreada por los manifestantes del bloque radical, sin que se produjera una posterior reacción policial.

La manifestación había empezado a las doce del mediodía en el paseo de la Concha, encabezada por CC OO y seguida por el PCE-EPK y Euskadiko Ezkerra. Inmediatamente detrás se situaron los militantes de LKI, EMK, CNT y LAB. Participaron unas 3.000 personas, cifra considerablemente inferior a la registrada en años interiores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de mayo de 1982