Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El Gobierno de París mantendrá sus refuerzos policiales en la frontera con España

El Gobierno francés no relevará sus refuerzos policiales en la frontera española, según pudo conrfrmarse ayer tras una gestión del embajador de España en, París. Medios solventes de la capital francesa resaltan que el ministro del Interior de este país, Gaston Defferre, está manifestando "su mejor voluntad" en la colaboración policial con España. Estas son las primeras reacciones oficiosas de Francia al discurso pronunciado el jueves por el jefe del Gobierno español, Leopoldo Calvo Sotelo, en el Congreso de diputados, en que hizo nuevas referencias al "santuario" francés de ETA y a los comandos venidos "del otro lado de los Pirineos."

Contra lo que se informó el pasado jueves, los cincuenta miembros de la policía del aire y de fronteras asignados a las Compañías Republicanas de Seguridad (CRS) serán reemplazados con el mismo número y tipo de efectivos antes de que se retiren a otras misiones, según informaciones solventes confirmadas por este periódico.La decisión de reemplazar -que no retirar- aquellos efectivos policiales en la frontera se tomó ayer después de una gestión del embajador español en París, que transmitió la sorpresa y malestar del Gobierno de Madrid ante la noticia de la retirada de los refuerzos policiales, en la zona fronteriza. Esta fue anunciada el jueves por la noche por la agencia France Presse, citando fuentes oficiosas.

Tal reducción de efectivos policiales de vigilancia de la frontera vasco-española coincidía con la decisión del Gobierno español de enviar fuerzas militares a misiones de impermeabilización de la frontera con Francia, a fin de contribuir así a la intensificación de la lucha antiterrorista acordada después de la reciente escalada de los atentados perpetrados por ETAm.

Fuentes diplomáticas españolas, al confirmar la nueva gestión hispana a través del embajador en París, señalaron ayer que "prácticamente todos los días el embajador hace llamadas de cooperación ante el Gobierno francés acerca de la importancia del sur de Francia como santuario de los etarras para sus atentados terroristas en España". Tales gestiones se han llevado a cabo también en los últimos días, después de las últimas acciones de ETAm.

El presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo, planteó públicamente el jueves, ante el pleno del Congreso de los Diputados, el problema de la cooperación del Gobierno francés en la lucha contra ETA, organización que no citó expresamente por su nombre. "Una vez más", dijo Calvo Sotelo, "se plantea la penosa cuestión del santuario francés. España reitera enérgicamente su rechazo de una situación que permite a los terroristas preparar en Francia sus incursiones criminales". El presidente del Gobierno reiteró ante los diputados, la decisión del Gobierno de una mayor cooperación internacional en la lucha antiterrorista "y especialmente francesa, con la eficacia necesaria".

No hay modificaciones al estatuto de refugiados

Por otra parte, la intensificación de la violencia, en España y en Francia, no ha obligado al Gobierno de París a proyectar modificaciones respecto a las disposiciones sobre refugiados, al menos por el momento. "Me asombraría que cambie la actitud del Gobierno respecto al estatuto de los refugiados vascos en nuestro país", declaró ayer una fuente solvente del ministerio francés de Relaciones Exteriores al corresponsal de EL PAIS, Feliciano Fidalgo.Los atentados de los últimos días, en París y, en varios puntos del territorio español, han sensibilizado especialmente a las autoridades galas. Pero los medios citados advierten que "los españoles se equivocan al airear demasiado públicamente la táctica antiterrorista, ya que toda discreción es poca en estos casos". A propósito de las críticas de la prensa y de las fuerzas políticas; españolas a Francia, a causa deI "santuario" de ETA militar en El País Vasco-francés, una vez más en Francia se extrañan de que "no se denuncie a la policía española, a los responsables que corresponda, ya que un atentado como eI de Madrid no es posible realizarlo sin complicidades serias en el interior del territorio español e incluso en el interior de la central telefónica destruida".

Estos comentarios, escuchados ya otras veces, al ser repetidos ahora no se pronuncian con la misma fuerza. Ello se debe probablemente a que él país vecino vive una etapa de transición, entre la Francia respetada por el terrorismo internacional y la que, en pocos meses, se ha convertido en un escenario frecuente del mismo. Los medios de comunicación no han comentado prácticamente las declaraciones (¡el presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo, ante el Congreso. Sólo el diario Le Monde las ha reflejado ampliamente y otro diario, Liberation, ha ofrecido alguna cita. El terrorismo interior ha "secuestrado" la atención de la opinión francesa.

En medios diplomáticos y policiales españoles se sigue pensando que Francia tiene una responsabilidad decisiva a la hora de evaluar la eficacia de la lucha contraterrorista. Tales medios acusan a las autoridades galas de mantener una actitud tibia para la colaboración con las españolas. "Responden en cosas pequeñas, pero a veces fallan en cuestiones elementales, pero importantes para nosotros. Y de las diversas tendencias en el seno del Gobierno francés, unas deseosas de intensificar la colaboración antiterrorista con España, otras temerosas de que esa ayuda pueda contribuir a importar el problema en su territorio, los únicos que salimos perjudicados somos nosotros", añadieron las mismas fuentes españolas.

Medios del Ministerio del Interior manifestaron ayer a EL PAIS que tras la última ofensiva de ETAm no se han intensificado especialmente los contactos con el Gobierno francés en materia de colaboración en la lucha contra el terrorismo, aunque se sigue recabando información policial y se mantienen las peticiones de apoyo en temas concretos.

Las mismas fuentes no ocultaron el pesimismo existente ante el estado actual de la colaboración hispano-francesa en este campo, que se considera insatisfactorio.

Concretamente se piensa que tras las entrevistas de los ministros del Interior francés y español en Madrid y París y de la visita a aquella capital del presidente Calvo Sotelo, se habían creado unas expectativas favorables que han entrado en fase de recesión. "Lo cierto es que la situación actual es muy similar a la que conocimos durante el mandato del presidente Giscard d' Estaing".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de abril de 1982

Más información

  • Medios franceses consideran imposible un atentado como el de la Telefónica sin "complicidades interiores"