Nacionalistas y comunistas, escépticos ante la actitud de UCD y los socialistas sobre la LOAPA

En un clima de escepticismo por parte de las minorías catalana y vasca y del grupo comunista, y de optimismo de UCD y PSOE, en la segunda lectura de la LOAPA, iniciada ayer, la ponencia informó, con la mayoría de ambos partidos mayoritarios, la práctica totalidad de los artículos comprendidos en los títulos segundo, tercero y cuarto del texto, en tanto que la totalidad del título primero, referido al deslinde de competencias entre el Estado y las comunidades autónomas, sin duda el núcleo del conflicto, era "apartado" por decisión de UCD y PSOE.

A tal acuerdo habían llegado ambos partidos en una reunión celebrada en la noche del martes en el Palacio de las Cortes. En ella se manifestó la intención de que la segunda lectura de la LOAPA en ponencia, a diferencia de la primera, había de proporcionar la oportunidad de abrir una discusión seria y a fondo sobre el texto con las fórmulas alternativas propuestas por ambos a algunos artículos, así como los planteamientos de las minorías.Gobierno y oposición se pusieron también de acuerdo para que la ponencia iniciara ayer la nueva lectura de la LOAPA por el título segundo, acaso el menos conflictivo. Esta decisión, que los partidos mayoritarios se empeñaban ayer de calificar de "habitual" y de intento de propiciar acuerdos con dichas minorías y los comunistas era valorada de muy distinta manera por aquellos. Los representates de Convergencia y Unión, PNV y PCE consideraban que "se trata de una maniobra de UCD y PSOE para hacer creer a la opinión pública que se avanza y hay acuerdos en parte de la LOAPA, para así contrapesar luego los desacuerdos que se van a producir en el título primero".

En la sesión de la ponencia los dos partidos mayoritarios presentaron una serie de reformas a algunos artículos de los títulos segundo, tercero, cuarto y parte del quinto, incluidos todos ellos en un amplio documento denominado "Ultimos acuerdos de modificación" -que afectan también al título primero-, que fue redactado el miércoles pasado por ambos como consecuencia de una serie de contactos bilaterales que han realizado con las minorías, no así con los comunistas ni el PSA, cuyo represéntante en la ponencia no asistió a la sesión de ayer.

Modificaciones insuficientes

Respecto a los artículos informados acaso lo más notable fue la aceptación por parte de UCD y PSOE de una observación que hizo el representante vasco, a fin de que el artículo 12 no afecte a las diputaciones forales vascas, por tener éstas su propio régimen de competencias respecto a la comunidad autónoma vasca. Ambos partidos ofrecieron también una nueva redacción al artículo 21, referido a la adecuación en su actuación de las comunidades autónomas que hayan asumido estatutariamente competencias en relación con las Corporaciones de Derecho Público representativas de intereses económicos.Los representantes de las minorías catalana, vasca y grupo comunista coincidían ayer en afirmar que las modificaciones presentadas a los artículos de los títulos segundo, tercero y parte del quinto por UCD y PSOE mostraban algún avance, pero no suponían una reforma sustancial de los mismos. "Hay algunas modificaciones aceptables", declaraba Miquel Roca, de la minoría catalana, pero, "en síntesis cabe decir que no se ha avanzado gran cosa".

Frente a estas afirmaciones de los representantes de las minorías, que denunciaban una verdadera falta de voluntad de negociación global del texto de la ley por parte de UCD y PSOE, los representantes de ambos partidos insistían en que con las modificaciones presentadas ayer y las que se estudiarán en la sesión del próximo miércoles, "queda un texto francamente aceptable".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS