Antonio Mercero estrena 'La próxima estacion', un filme testimonial sobre la familia

El director de cine y televisión Antonio Mercero estrena hoy, en la sala Fuencarral, de Madrid, la película La próxima estación, con el mismo equipo de guionistas de la serie de televisión Verano azul, formado por José A. Rodero, Horacio Valcárcel, aunque en esta ocasión la historia que presentan es una comedia dramática y testimonial sobre la familia. La película está interpretada por Alfredo Landa, Lola Herrera, Carmen de la Maza, Agustín González, Cristina Marcos y Alberto Delgado.

La película La próxima estación tiene un presupuesto cercano a los cuarenta millones de pesetas. El proyecto se formó durante el rodaje y montaje de la serie Verano azul. Antonio Mercero, de 46 años, quería realizar un filme testimonial cercano a la actualidad, para reflejar un aspecto de la realidad familiar y social española El director de Se necesita chico (1962), Manchas de sangre en un coche nuevo (1976), Las delicias de los verdes años (1977), La guerra de papá (1978) y Tobi (1979) traslada a La próxima estación la crisis de la familia española y el enfrentamiento de padres e hijos."La historia de La próxima estación", declara su director Antonio Mercero, "parte de una anécdota testimonial, que ocurre con cierta frecuencia a los padres, cuando un chico de 16 años llega a su casa acompañado de una chica de su misma edad y dice que quiere quedarse con ella a dormir. A partir de este planteamiento, la película se complica, al surgir enfrentamientos dialécticos entre los padres y los hijos, ya que estas generaciones tienen distintas normas de conducta".

Mercero califica su película como una comedía: dramática, ya que el inicial tono costumbrista y amable se convierte en un final dramático y abierto. "El final de la película es duro, amargo, y puede levantar polémica. Algunos espectadores verán un filme contra la familia, cuando en realidad es una película sobre la familia, con una actitud de una cierta ternura hacía mi generación, la de los padres".

El asunto de la ruptura en la situación familiar estaba apuntado en algunos capítulos de la serie Verano azul y en la película La guerra de papá, basada en la novela El príncipe destronado, de Delibes. Mercero realiza en La próxima estación un "acercamiento afectivo y cotidiano a algunos de los problemas que afectan a la familia, en concreto a una familia de clase media alta, donde ocurren unos hechos que pueden parecer insólitos, pero no lo son. Con el final de la película se cierra una historia, pero quedan abiertos muchos interrogantes ".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 25 de marzo de 1982.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50