Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GALICIA

Don Juan de Borbón tendrá una residencia en la isla de Cortegada

Los grupos municipales del Ayuntamiento de Villagarcía de Arosa (Pontevedra) han llegado a un acuerdo con una empresa inmobiliaria para que esta última construya un complejo residencial en la isla de Cortegada. En esta isla será construida una residencia veraniega para don Juan de Borbón, a quien pertenecía este territorio hasta el año 1978 en que lo vendió a Cortegada SA por sesenta millones de pesetas. Cortegada SA invertirá unos 8.000 millones de pesetas en la construcción de urbanizaciones, instalaciones hoteleras, un casino y salas de espectáculos. El compromiso alcanzado con el Ayuntamiento de Villagarcía, a cuyo término municipal pertenece esta isla, que fue donada en 1910 a Alfonso XIII sin ningún tipo de condiciones, incluye la construcción de un puente de 250 metros para unir la isla con Carril y la realización de diversas obras en beneficio de Villagarcía. La construcción de la residencia para el padre de don Juan Carlos correrá también por cuenta de la empresa inmobiliaria.El Ayuntamiento de Villagarcía, en el que socialistas y comunistas ostentan la mayoría, aprobará en breve plazo el plan parcial de ordenación para esta isla y, al mismo tiempo, ha decidido conceder a don Juan de Borbón el título de regidor perpetuo del municipio así como la madalla de oro de la ciudad.

Entre las obras que realizará la empresa constructora en beneficio de Villagarcía se incluye un centro cultural, con biblioteca y salas de exposiciones, presupuestado en ochenta millones de pesetas. Asimismo cederá al municipio una finca de 29.000 metros cuadrados y destinará el 31% de la superficie de la isla a terreno de dominio público.

Al parecer, don Juan de Borbón, a quien perteneció la isla al haberla heredado de su padre, el rey Alfonso XIII, señaló siempre a Cortegada como el lugar ideal para fijar su residencia y en este sentido le dijo al periodista Víctor Salmador: "Siempre he sido como un judío errante. Nunca tuve casa propia". Por su parte Laureano López Rodó cuenta en su libro La larga marcha hacia la monarquía, una confidencia de don Juan en la que este mostraba su deseo de habitar e instalarse en la isla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de marzo de 1982