Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ventas de tabaco rubio crecieron un 25% en 1981

Los españoles consumen cada año más tabaco rubio. El incremento de venta de estas labores durante 1981, según fuentes de Tabacalera, se situó en tórno al 25% mientras que el consumo del tabaco negro descendió aproximadamente en un 5%. El mercado actual del cigarrillo se reparte en un 70% para el tabaco negro y un 30% para el rubio.

El consumo de cigarros (puros) durante 1981 fue de 915,7 millones de unidades, de los cuales 582,8 millones fueron labores peninsulares, 397,6 millones canarios y 24,5 millones cubanos.La baja venta de cigarrillos cubanos -su mercado potencial se calcula en 50 millones de unidades- se debió a la escasez de suministro de estas labores, cuya producción fue baja a causa de una plaga de moho azul que sufrieron las plantaciones cubanas. En la actualidad los suministros se están normalizando. En los próximos embarques se incorporarán los cigarros Cohiba y a finales de año se comercializarán los Dunhill.

Los cigarros Cohiba son famosos en el mundo entero por el consumo exclusivo que de ellos han hecho hasta la fecha los gobiernos de Fidel Castro y las personalidades políticas que han visitado La Habana. En medios de Tabacalera se comenta que estos cigarros gozan de una fama universal sin haber tenido necesidad de invertir un solo dólar en publicidad.

Los envíos cubanos de tabaco en rama -con el que se fabrica, por ejemplo, el cigarrillo Habanos, ausente del mercado durante casi dos años- se normalizarán asimismo a lo largo del presente año hasta alcanzar un volumen de diez mil toneladas.

Contrabando de rubio

En España se consumieron el pasado año 1.140 millones de cajetillas de tabaco rubio. De ellas, 833,8 millones fueron de fabricación peninsular, 37 millones de importación y 143,7 millones de marcas extranjeras fabricadas bajo licencia en España (Wiston y Marlboro, por ejemplo).El contrabando de tabaco rubio fue elevado el pasado año. Se calcula que desde 1968 el tráfico ilegal de estas labores se incrementó en un 600%. En círculos de Tabacalera se entiende que el texto legislativo que en la actualidad dispone sobre las actuaciones de los traficantes de tabaco es excesivamente blando en penas, circunstancia que se espera superar con una nueva ley de contrabando cuyo proyecto está redactado desde enero del pasado año.

La venta de cigarrillos negros ascendió a 2.198,3 millones de cajetillas, repartidas del siguiente modo: 1.733,1 millones peninsulares y 464,2 millones, canarios. La cifra de ventas canarias, en cuyas fábricas no está permitida la elaboración de tabaco rubio, pone de manifiesto la situación de crisis por la que atraviesa el sector en el archipiélago. Sector, por otra parte, al que caracteriza una importante inflación de marcas de cigarrillos.

La picadura de pipa tuvo unas ventas de 3,1 millones de paquetes, 1,3 millones de los cuales fueron de fabricación nacional y 1,8 millones de importación.

Para el próximo mes de mayo Tabacalera tiene previsto lanzar dos nuevas marcas de picadura para pipa, Gravina y Ensenada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de marzo de 1982

Más información

  • El cigarrillo negro desciende al 70% del total