Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Calvo Sotelo no descarta un Gobierno de coalición tras las elecciones

Leopoldo Calvo Sotelo no descarta la formación de un Gobierno de coalición tras las próximas elecciones, según manifestó en una entrevista para RTVE emitida anoche, con motivo de haberse cumplido un año de su mandato como presidente del Gobierno. "Al día siguiente de las elecciones", dijo, "haremos todos las cuentas de las Cortes, y en función de esas cuentas tomaremos las decisiones".En sus declaraciones, Calvo Sotelo dice que no cree posible la repetición de un golpe de Estado, ni que la democracia española sea frágil. Asimismo, afirma que en este año "nadie le ha regalado nada" al Gobierno, y que se está en el buen camino para resolver los principales problemas.

Pasa a la página 23

Calvo Sotelo no cree que pueda repetirse un golpe de Estado en España

Vierie de la primera página

"Creo que no pueden repetirse hechos parecidos. Creo que no hay un peligro de repetición", respondió el presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo, a una pregunta sobre si está conjurado definitivamente el peligro de un golpe de Estado, en una entrevista emitida anoche por Televisión Española, al cumplirse un año de su mandato. El presidente estimó que hay una preocupación exagerada por este tema, y que la democracia española, lejos de ser frágil, demostró, con el Rey a la cabeza, que es un sistema fuerte, "capaz de resistir un golpe como aquél".

No se ha gobernado con el miedo

Al enjuiciar la gestión del Ejecutivo, Calvo Sotelo afirmó que "nadie le ha regalado nada", que "no ha habido facilidades especiales". El presidente se refirió a los principales problemas planteados en esta etapa de gobierno: la crisis económica, la constitución del Estado de las autonomías, la inquietud derivada del 23 de febrero, y el "reto de una política internacional nueva, de una política occidental y atlántica". En el mismo sentido, negó que se haya gobernado "administrando el miedo", porque, además, "los españoles no han tenido miedo".

Calvo Sotelo se reafirmó en que no piensa adelantar las elecciones, sino qiie desea terminar la legislatura, "bien entendido que terminar la legislatura no es agotar exacta, aritméticamente hasta el último día de los plazos legales, pero sí es no adelantar de una manera sustancial la fecha de las elecciones". No obstante, el presidente advirtió que si su Gobierno deja de recibir los apoyos de quienes se escindieron de UCD, "tendría que cambiar de decisión".

Dijo tambien Calvo Sotelo que "con unos cuadros muy fortalecidos del partido y con unas incorporaciones de personas que están con nosotros, aunque tal vez no tengan la etiqueta de UCD, nos podemos presentar a las próximas lecciones y podemos ganarlas". También negó la supuesta derechización del partido del Gobierno, y se definió como profundamente católico y, en política, un hombre "de centro, de UCD".

Explicó que se había negado a formar un Gobierno de coalición porque, si bien le parece "posible y serio" constituirlo tras unas elecciones generales, "no me parece serio organizarlo a media legislatura", más aún por la dificultad que se habría encontrado para formar un equipo homogéneo. Al pedirle el entrevistador que precisase la referencia a después de las elecciones, Calvo Sotelo dijo que "lo que, desde luego, no nos planteamos es una negativa a priori", sino que después de celebrados los comicios "haremos todos las cuentas de las Cortes", y "en función de esas cuentas tomaremos las decisiones oportunas".

En el terreno anecdótico, cabe reseñar que en la transcripción de la entrevista que facilitó ayer la Secretaría de Estado para la Información se atribuía a Calvo Sotelo la siguiente frase: "La libertad, como todos los males de este mundo...", lo que fué recitificado posteriormente con la frase correcta: "La libertad, como todo lo que vale en este mundo...".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de febrero de 1982

Más información