Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Conferencia Sur-Sur solicita la apertura de negociaciones globales

Nueva Delhi

La rápida apertura de "negociaciones globales" entre el Norte y el Sur y el desarrollo de la cooperación entre países del Tercer Mundo fueron solicitadas ayer por numerosos países que participan en la Conferencia Sur-Sur que se inauguró en Nueva Delhi.La Conferencia, que durará tres días, reúne a 44 países de Africa, Asia, América Latina y a los no alineados de Europa. Los jefes de las delegaciones de China, Bangladesh, México, Kuwait, Corea del Norte, Yugoslavia, Rumania e Irán criticaron vivamente a los países industrializados, fundamentalmente a Estados Unidos, reprochándole no favorecer al desarrollo económico del hemisferio sur ni la elaboración de un nuevo orden económico mundial.

Los delegados de la India, Venezuela, Cuba y Zambia hicieron hincapié en los principales problemas del Tercer Mundo: la alimentación, la energía y los problemas monetarios.

La Conferencia fue inaugurada por la primera ministra india, Indira Gandhi, que formuló un llamamiento para que se adopte una carta en nueve puntos que se refieren esencialmente al lanzamiento inmediato de negociaciones globales, al aumento de la producción alimentaria, a la supresión de las tendencias proteccionistas en los países industrializados y a la instauración de mecanismos de financiación para desarrollar el potencial energético del Tercer Mundo.

Indira Gandhi se mostró inquieta por la situación cada día más grave de la ayuda al Tercer Mundo. Si no se encuentran medios para mejorar la situación alimentaria y energética del Tercer Mundo y para enderezar la "evolución económica peligrosa" de los países en vías de desarrollo, la crisis mundial va a agudizarse, afirmó la primera ministra india.

La ausencia de Arabia Saudí fue lamentada por algunos delegados, pero la presencia de China, país invitado especialmente a la Conferencia, fue considerada como una victoria diplomática de la India.

Según el viceministro chino de Asuntos Exteriores, Pu Suchang, las discusiones entre el Norte y el Sur están paralizadas a causa de la actitud de los países desarrollados, fundamentalmente de Estados Unidos. El viceministro chino hizo además un llamamiento para que se adopten medidas concretas basadas en el principio de la igualdad entre los países.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de febrero de 1982