Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco Urquijo aumentó sus beneficios en un 16,5% y sus saneamientos en un 74,3% en 1981

Los beneficios netos después de impuestos de Banco Urquijo se incrementaron en un 16,5% en 1981, con respecto a los del ejercicio anterior, alcanzando la cifra de 2.474,1 millones de pesetas. Sin embargo, la cifra más significativa adelantada a la Prensa por el presidente del banco, Jaime Carvajal Urquijo, ha sido la correspondiente a saneamientos con cargo a los resultados de año pasado -2.513,7 millones de pesetas- que supera a la de benefícios netos y supone un muy fuerte crecimiento, del 74,3%, con respecto a la de 1980.

Estos resultados han permitido al presidente calificar el año pasado como "clave para el Urquijo por tratarse del mejor año en su larga vida".Jaime Carvajal anunció la distribución a sus 45.475 accionistas de un dividendo bruto del 17% y declaró que "el Banco Urquijo empieza a recoger ahora los frutos de las medidas aplicadas durante los últimos tres anos dentro de la nueva estrategia fijada". La actividad bancaria del Urquijo creció en un 25%, nueve puntos más que la media del sector y su cuota de mercado pasó del 1,76% al 1,89%. El coste de su pasivo aumento en un 0,54%, casi la mitad de la media de toda la banca, que creció en un punto. Los recursos propios suman 26.441,9 millones de pesetas, con un capital de 9.741,7 millones, y el total de recursos ajenos de clientes alcanzó los 174.849 millones.

El presidente señaló la desventaja que supuso a corto plazo la reforma bancaria de 1974, pero resaltó también las ventajas obtenidas a medio y largo plazo, cuyos frutos se recogen ahora.

"El Banco Urquijo no está desinvirtiendo", señaló su presidente, "sino mantiene el nivel de inversión sin renunciar a su compromiso industrial, reestructurando su cartera de valores, reduciendo su participación en algunas sociedades y concentrándose en aquéllas que están resistiendo mejor la crisis". Destacó la venta de Galerías Preciados a Rumasa como la operación más importante del año, así como la expansión del banco por Latinoamérica, iniciada en Chile, después de abrir ofic'nas en las principales plazas del mercado de capitales del mundo (Londres, París, Nueva York, Zurich, Singapur, etcétera). Esta expansión ha convertido al Urquijo en el banco líder en el mercado de la peseta en el exterior y le ha permitido, según el presidente, canalizar, por ejemplo, el 47% de toda la inversión extrajera realizada en bolsa en España durante el pasado año. En cuanto al futuro de la economía española, Jaime Carvajal, mostro "un pequeño optimismo para 1982, con crecimientos del PIB en torno al 2%. Sobre la situación política española manifestó que estaba "bastante más tranquilo que en 1974 porque observaba actitudes más constructivas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de febrero de 1982