Nueva Zelanda, última selección clasificada para el Mundial'

La selección de Nueva Zelanda se adjudicó el domingo en Singapur la última plaza, la veinticuatro, para el Campeonato Mundial de Fútbol de España. Nueva Zelanda derrotó a la selección de la República Popular China por 2-1, después de haber llevado dos goles de ventaja. Su clasificación se produce después de una atormentada fase, en la que necesitó de quince partidos. Con ello, es la selección que llega al Mundial español con más encuentros previos.

Nueva Zelanda inició el partido dominando a los chinos y se adelantó en el marcador en el minuto 24, con gol de una de sus individualidades, Steve Woodin. Hasta el descanso, siguieron con su dominio territorial, realizando el meta chino, Li Fusheng, prodigiosas paradas. A los dos minutos del segundo tiempo, amplió el marcador el joven Wynton Ruper, jugador del equipo inglés Norwich City, en una preciosa jugada personal.Tras el segundo gol, el equipo chino reaccionó y dominó el partido. En el minuto 75, acortó distancias Huang Xiangdong, de un fuerte disparo, y el dominio chino se hizo angustioso para los neozelandeses que, defendiéndose a la desesperada, consiguieron no ver equilibrado el marcador. Durante los últimos quince minutos, el balón estuvo en poder de los chinos, que realizaron buenas combinaciones y ejecutaron quince saques de esquina sin resultados positivos.

Al término del encuentro el entrenador neozelandés John Adshead manifestó que la clasificación es lógica y que los chinos les hicieron sufrir mucho en los últimos veinte minutos del partido, y consideró injusto un empate del equipo contrario, al que Nueva Zelanda dominó en la primera parte. Su Yongshun, entrenador chino, reconoció la suerte del contrario y su dominio en el primer tiempo, cuando los chinos no pudieron desarrollar su juego. Hermos comenzado a jugar bien con el 2-0 en contra, y ya era demasiado tarde".

Al encuentro asistieron unas 60.000 personas, en su mayoría procedentes de la colonia china de Singapur, que abarrotaron el estadio. Arbitró el brasileño Arppi Filho, que amonestó a cuatro jugadores neozelandeses.

Nueva Zelanda ha tenido que jugar quince partidos para estar presentes en España. Primero se proclamó vencedor del grupo 1 de la zona Asia-Oceanía, formado por Indonesia, Australia, Islas Fidji y Taiwan, y así pasaron al grupo final de la zona, formado por Kuwait, Arabia Saudí, y China. Kuwait se clasificó en primer lugar y para el segundo quedaron empatados Nueva Zelanda y China. Nueva Zelanda alcanzó a China en el grupo gracias a los cinco goles marcados, en el último partido, a Arabia Saudí. Fue el resultado más abultado de toda la eliminatoria, y provocó las suspicacias de China, que no tiene relaciones diplomáticas con los árabes, cuando ya se veían en España. De los con los tres encuentros jugados entre estos dos equipos, en dos ocasiones perdieron los chinos y en una empataron.

Con esta clasificación, el equipo de Nueva Zelanda ha conseguido su mayor logro en la historia del fútbol nacional, gracias a los delanteros Steve Woodin, 26 años, Grant Turner, 23, su centrocampista y capitán Steve Summer, 26, y su Portero Richard Wilson, 25 años.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS