Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grandes atascos en la zona norte por las obras del paseo de la Castellana

En los últimos días se están producido grandes atascos de tráfico en toda la zona norte de Madrid, originados fundamentalmente por las obras que se realizan actualmente en el paseo de la Castellana, motivadas por la construcción de un paso a distinto nivel que facilite el acceso al barrio de El Pilar y otras urbanizaciones importantes situadas en esta zona.La situación del tráfico ha empeorado más aún desde ayer, a causa de la persistente lluvia caída sobre Madrid.

Rafael Vera, delegado de Seguridad y Policía Municipal, informó ayer que su departamento está haciendo todo lo posible en procurar la descongestión del tráfico, pero que es indudable que los automovilistas tendrán que sufrir una serie de molestias mientras duren las obras. Según el señor Vera, desde hace días se ha montado un servicio permanente, a cargo de la Unidad Especial de Tráfico de la Policía Municipal, consistente en dos turnos de cuatro agentes cada uno, que se relevan mañana y tarde, un número muy importante en relación con los agentes que prestan servicio en otros puntos conflictivos de la ciudad.

En este caso, Rafael Vera opinó que no hay ninguna solución clara al problema, como podría ser la orientación del tráfico por otras calles que rodearan el paseo de la Castellana y evitaran el tránsito por ella. Por una parte, afirmó el delegado municipal, las obras se extienden a lo largo de una zona considerable, y además avanzan y cambian de posición cada día, y por otra, la entrada al barrio del Pilar se encuentra justo en el centro de las obras, al lado de la Ciudad Deportiva del Real Madrid, por lo que no existen alternativas idóneas para los vehículos.

Precisamente este cruce ha sido siempre uno de los más conflictivos de la ciudad, y la construcción del paso a distinto nivel será su solución definitiva; pero, mientras las obras no se concluyan, las molestias serán prácticamente inevitables.

Otros accesos

La únicas medidas que podrían paliar la situación actual de congestión requieren la colaboración espontánea de los automovilistas que acudan a Madrid desde el Norte, que deberían buscar el acceso al centro de la ciudad por otros caminos, como podrían ser la carretera de la Playa o la M-30, utilizando otra entrada a esta vía de circunvalación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de diciembre de 1981