Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El empresario Herráiz, separado del consejo de Cervezas Mahou

Cervezas Mahou ha separado de su consejo de administración, como también lo hizo el Banco Internacional de Comercio, al empresario José Antonio Herráiz, desaparecido,o fugado con deudas superiores a los mil millones de pesetas y operaciones presuntamente irregulares. Entre tanto, ayer trascendió que ha sido admitida la demanda de embargo por 2.500 millones de pesetas, que presentó el Banco Internacional de Comercio. Al menos otra entidad -el Banco Español de Crédito- ha presentado un ejecutivo, en este caso por el impago de un crédito de 32 millones de pesetas.El gerente de Mahou, Oscar Fernández de Pineda, quien el pasado viernes dijo al comité que Herráiz había dimitido alegando razones de salud, contestó ayer a las preguntas de EL PAIS con un comunicado. En síntesis, el texto dice que Herráiz ha sido separado del consejo y ha dejado las funciones de apoderado desde el pasado 21 de octubre, que Mahou conoce la existencia de compromisos indebidamente adquiridos en nombre de la sociedad, que de ninguna manera se siente vinculada en las operaciones irregulares que haya efectuado el ex consejero, y que ya ha manifestado su oposición legal a una letra de cambio por importe de cinco millones de pesetas. Añadió el gerente que no existe embargo alguno sobre la empresa, pues las operaciones irregulares tuvieron carácter personal.

Por su parte, el comité de empresa, ha acordado constituir una comisión de seguimiento del caso. Fuentes de la sección sindical de UGT señalaron que entre los 1.350 trabajadores reina cierta inquietud por las repercusiones de la desaparición de Herráiz, aunque se trabaja con normalidad.

Una empresa sana

El capital de Cervezas Mahou, segunda empresa del sector, se lo reparten a partes iguales tres'socios: Virginia Mahou, esposa de Herráiz y heredera, de Alfredo Mahou; la multinacional franco-alsaciana Kronemburg, y Germán Gervás, presidente de la sociedad, primo hermano de la mujer de Herráiz y propietario con éste de los terrenos para ampliar la empresa en San Sebastián de los Reyes (Madrid). La demanda de embargo del Banco Internacional de Comercio, en cuyo consejo el desaparecido representaba al 7% de capital, ostentado por Virginia y su madre, se extiende en una mitad a Cervezas Mahou, y en la otra, a inmuebles que iba a realizar Herráiz, según fuentes de la entidad.

Por las garantías ofrecidas en los créditos fallidos que se handetectado hasta ahora, los bancos afectados se muestran seguros del cobro de su dinero, pues mantienen que Virginia Mahou, avalista, tiene una solvencia patrimonial superior a los tres mil millones de pesetas.

En medios financieros han circulado rumores sobre la posible afectación de otras entidades financieras en el caso. Sin embargo, tanto los responsables del mercado bursátil de letras de cambio como del Banco de Crédito Balear, uno de los bancos mencionados en dichos rumores, han desmentido su implicación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de noviembre de 1981